12 docentes de diferentes áreas fueron nombrados por la Secretaría de Educación para que atiendan a la población desescolarizada del Politécnico Luis A. Rengifo y del Centro de la Menor Infractora Wikanis, lugares en los cuales se encuentran detenidos cerca de 100 jóvenes que cometieron algún delito.

Esta iniciativa hace parte de la intervención integral que realiza la Alcaldía de Ibagué como parte del sistema de responsabilidad penal para adolescentes. Con estos docentes será posible atender a los jóvenes que están cumpliendo una condena y que no terminaron sus estudios de secundaria.

“Tenemos profesores de áreas como matemáticas, lenguaje, ciencias naturales, ciencias sociales, educación física, artística y psico-orientadores. En los próximos días esperamos posesionar al docente de inglés”, afirmó Tatiana Aguilar, secretaria de Educación.

Para vincular a los maestros, la Alcaldía logró que el Ministerio de Educación certificara el nombramiento de la planta docente exclusiva para los jóvenes infractores.

“Esto ha hecho que el Ministerio de Educación enfoque los esfuerzos en nuestra ciudad, ya que estamos trabajando en un modelo pedagógico especial para el sistema de responsabilidad penal para adolescentes. Esta iniciativa es un modelo educativo en el país”.

Con este proyecto, la Administración pretende brindar nuevas oportunidades a los jóvenes recluidos para evitar que se conviertan en reincidentes y afecten la sana convivencia ciudadana.

“Nuestro propósito es nivelar a los estudiantes que se quedaron por fuera del sistema educativo. Ellos podrán obtener el título de bachilleres, ya que estos centros fueron reconocidos como sedes educativas del colegio Maximiliano Neira Lamus”.

Además de los docentes, la Secretaría de Educación también nombró a un psico-orientador que se encargará de prestar servicios profesionales a los adolescentes que se encuentran recluidos en Kiwanis y el Politécnico.