“Y Salomón hijo de David fue afirmado en su reino, y Jehová DIOS estaba con él y le engrandeció sobremanera”

Salomón rey de Israel fue puesto en esta dignidad siendo muy joven porque reemplazó a su padre David cuando este murió. DIOS sabía que Salomón por sus pocos años temía a semejante responsabilidad dirigir al pueblo escogido de DIOS.

También conocía DIOS el corazón de Salomón, sabía que no ambicionaba cosas materiales, solo quería cumplir el mandato que DIOS le había entregado.

DIOS conoce nuestro corazón Él sabe que hay en él. DIOS quiere exaltarnos como lo hizo ayer con Salomón, pero quiere que primeramente cumplamos con sus mandatos.

Él quiere corazones limpios que anhelen servirle. Dice la biblia, la palabra de DIOS “Ocúpate del reino de DIOS y su justicia y las demás cosas te serán añadidas (San Lucas 12:31)”.

DIOS siempre añadirá las cosas materiales que deseamos cuando nos ocupamos de hacer la obra de Él y siempre dará más de lo que pedimos, porque Él es soberano y es un DIOS de abundancia.

La biblia dice en 1° de crónicas 29:16.

“Oh Jehová DIOS nuestro, toda esta abundancia que hemos preparado para edificar casa a tu santo nombre de tu mano es, y todo es tuyo”.