VitaminaEspiritual💊 para hoy Viernes 31 de Julio de 2020

#VitaminaEspiritual💊

Una vez que comienzas a creer que la voluntad de Dios es prosperarte, te preguntarás: ¿Cómo va a hacerlo? ¿Me enviará un cheque por correo? ¿Empezarán a llover billetes? Claro que no. Él Señor primero prosperará tu alma. Él sembrará semillas de prosperidad en tu mente, en tu voluntad y en tus sentimientos; y cuando estas semillas crezcan, producirán una gran cosecha material. Un ejemplo perfecto de lo que te estoy hablando es la historia de Jose en el Libro de Génesis.

Cuando José fue vendido a los egipcios, no tenía ni un solo centavo. Ni siquiera era un hombre libre. Había sido vendido como un esclavo. Pero, en medio de su esclavitud, Dios le dio tanta sabiduría y capacidad que hizo posible que su amo prosperara. Como resultado de esto, él encargo a José de todas sus posesiones. Más adelante, José fue encarcelado. En la prisión no hay muchas oportunidades para ascender, ¿cierto? Pero Dios le dio entendimiento como a ningún otro hombre en Egipto.

Ese entendimiento le abrió las puertas para un puesto en la corte de Faraón; no como esclavo, sino como el hombre más reconocido en todo el país después del mismo Faraón. ¿Cómo hizo Dios todo eso? Lo hizo al prosperar el alma de José. Incluso cuando su situación llegó a ser sombría y sus problemas se volvieron imposibles, Dios pudo revelar los secretos espirituales que abrirían la puerta del éxito para él. Por eso es que el método de Dios para prosperar es tan emocionante. Da resultado en cualquier lugar. Y puedes estar seguro de que ¡dará resultado en tu vida!

Leamos hoy: 3 Juan 1:2

Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

Oremos: 

Señor, que siempre elija ante cualquier problema, primero creer en Tu voluntad para recibir la prosperidad de alma y espíritu que le prometes a cada uno de los que te siguen con fidelidad. Ayúdame a no desviarme del saber de que debo hacer primeramente tesoros en el cielo y no en la tierra por que si te tengo a Tí contigo lo tengo todo. Mira que te lo pido Padre Amado y te doy gracias en el nombre de Aquél que es El Camino, la Verdad y la Vida. Amén y Amén!

Biblia Promesas – Digitado y Editado por: #julianchomerchan

Favor, Gracia y Paz!

VitaminaEspiritual💊  para hoy Jueves 30 de Julio de 2020

#VitaminaEspiritual💊

Una de las aptitudes que determina nuestra relación con lo que nos rodean y que al mismo tiempo nos lleva mucho tiempo desarrollar, es la capacidad de saber los momentos oportunos para hablar y en consecuencia para callar. Recuerda cuando Dios te uso como instrumento para alentar a un amigo con una palabra acertada, o cuando al querer decir algo, decidiste que era más sabio guardar silencio.

¿Qué pasaría si le dieras tu boca a Dios todos los días? que solo palabras devotas salieran de tus labios? Y no estoy hablando solo sobre alabar y agradecer a Dios en tu tiempo de meditación, o hablar palabras positivas y alentadoras sobre ti mismo. Las relaciones saludables dependen de cómo y de que hablas sobre los demás. El Salmo 34:13 dice: “Que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños”.

¿Le mientes a otros? ¿Los insultas o hablas mal de ellos? ¿O hablas palabras alentadoras y vivificantes que traen alegría a todos los que conoces? Dedica tu boca a Dios y úsala solo para complacerle a Él en alabanza y adoración, edificación y exhortación, y dando Gracias. Pon tus labios en el altar cada mañana. Dale tu boca a Dios mediante la oración de Su Palabra: Abre, Señor, mis labios, y mi boca proclamará tu alabanza. (Salmo 51:15).

Leamos hoy: Salmos 34:13-14

Que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela.

Oremos: 

Señor, abre mis labios, y mi boca te alabará y te dará gracias. Ayúdame a usar mis palabras para llevar alegría y vida a quienes me rodean, para alabarte y glorificarte. Haz que mis acciones y palabras reflejen Tú carácter y sean instrumento para Tu honra, ayudando y nunca dañando, a aquellos que me rodean. Mira que te lo pido Padre Amado y te doy gracias en el nombre de Aquél que entregó su vida por salvar la mía y la de toda la humanidad. Amén y Amén!

Biblia Promesas – Digitado y Editado por: #julianchomerchan

Favor, Gracia y Paz

VitaminaEspiritual💊 para hoy Miércoles 29 de Julio de 2020

#VitaminaEspiritual💊

En el libro de Salmos, el rey David describe la vida de integridad que deben cultivar los creyentes. Dios quiere que busquemos cada vez más la autenticidad, la rectitud y la honestidad. Para desarrollar y mantener un estilo de vida de integridad, necesitamos: Basar nuestra fe en lo que enseña la Biblia. Las verdades fundamentales sobre las cuales debemos construir nuestra vida son: la necesidad que tiene la humanidad de un Salvador; nuestra incapacidad de salvarnos a nosotros mismos; la muerte de Cristo a nuestro favor; la salvación por fe solamente; y el don gratuito del Padre de la vida eterna.

Nuestra identidad y prioridades deben fluir de nuestra posición de hijos adoptados por Dios. Someternos al señorío de Cristo. El Señor Jesús nos manda a negarnos a nosotros mismos y a seguirlo (Marcos 8:34). El compromiso sincero con Él nos ayudará a enfrentar las tentaciones y a elegir lo recto.Establecer relaciones con personas que valoren la vida cristiana. La influencia de los creyentes maduros nos fortalece en nuestra dedicación y obediencia al Señor.

Reconocer nuestros errores. Todo el mundo falla, pero como creyentes debemos confesar a Dios cualquier pecado conocido y evitar hacer lo incorrecto (1 Juan 1:9). También será necesario pedir perdón a los demás. Vivimos en una cultura que aplaude los valores y las actitudes pecaminosas. Dios conoce nuestra lucha por resistir la tentación y elegir hacer lo recto, y por eso envió a su Espíritu Santo para que nos enseñe a vivir con integridad. Pídale a Él que le ayude a ser más como la persona descrita en el Salmo 15.

Leamos hoy: Salmos 15:1-2

Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón.

Oremos: 

Señor, toma control de mi corazón, examíname y guíame a caminar en el poder del Espíritu Santo, para ser integro. Líbrame de malos amigos y de personas malvadas. Aleja de mí todo y todos los que generen circunstancias que impidan el fluir tuyo, revélame más y más a que debo renunciar y cambiar en mi vida quiero ser mas que fiel en todo contigo, continua transformando y moldeando mi vida para ti; alabo tu Nombre porque mi confianza esta en ti. Mira que te lo pido Padre Amado y te doy gracias en el nombre de Aquél que caminó sobre las aguas y calmó la tormenta. Amén y Amén!

Biblia Promesas – Digitado y Editado por: #julianchomerchan

Favor, Gracia y Paz

VitaminaEspiritual💊 para hoy Martes 28 de Julio de 2020

#VitaminaEspiritual💊

Muchas veces actuamos de una manera al exterior, pero en realidad somos de otra manera por dentro. Debido a que tenemos debilidades, fallas y miedos, cosas que creemos que nos hacen menos aceptables, agradables o deseables, preferimos esconderlas de otras personas sin saber que con esta forma de ser nos engañamos a nosotros mismos; lastimamos a nuestros seres queridos y aun podemos perder para siempre a las personas que amamos, sin pensar que a la vez que nos convertimos en personas de doble ánimo, doble moral y así usamos máscaras. El peligro de usar una máscara es que nos tergiversa.

Lo que otras personas ven es una mentira y sin darnos cuenta nos convertimos en personas engañosas y poco confiables; no en quienes somos o para lo que nacimos conforme al perfecto propósito de Dios. Terminamos por vivir con apariencias, podemos cambiar el afuera, pero no podemos cambiar lo que realmente somos en el fondo, ya que solo Dios puede cambiar nuestros corazones, trasformar nuestra mente y convencernos de pecado, justicia y juicio atravez de Su Santo Espíritu.

Necesitamos darnos cuenta de que Dios nos ama tal como somos ahora pero no aprueba nuestra mala conducta, Su amor por nosotros nunca disminuirá, sin embargo no podemos abusar de Su Gracia; recordemos que: «Dios no puede ser burlado» (Gálatas 6:7) por eso necesitamos tener un corazón disponible y dispuesto ya que la palabra de hoy nos dice que Dios nos está cambiando y haciéndonos más como Él mismo, arreglando los defectos que queremos cubrir. Confía en Él lo suficiente como para quitarte la máscara. Como yo lo he hecho, encontrarás que estás siendo cambiado, poco a poco, a la misma imagen de Nuestro Señor.

Leamos hoy: 2 Corintios 3:18

Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

Oremos: 

Señor, me doy cuenta que en algunos momentos de inseguridad  puedo colocar en mi rostro una máscara  para encajar y encontrar aceptación. Puedo cometer el error de ceder ante emociones, sentimientos y pensamientos que me alejan de Tu camino y del plan que tienes para mi.  Por ello, hoy yo tomo la decisión de encontrar mi aceptación en Ti y en todas las bendiciones con las que me has favorecido, sin mirar mis errores, de forma que mediante Tu amor pueda crecer hasta llegar a la estatura del varón perfecto, continúa cambiándome a Tu imagen continua transformando mi vida tal como tu quieras, sigue perfeccionando mi salvación conforme a tu buena, perfecta y agradable voluntad. Mira que te lo pido Padre Amado en el nombre de Aquél que Murió, Resucitó y dejó la Tumba Vacía. Amén y Amén!

Biblia Promesas – Digitado y Editado por: #julianchomerchan

Favor, Gracia y Paz

VitaminaEspiritual💊 para hoy Lunes 27 de Julio de 2020

#VitaminaEspiritual💊

Jesús pregunta a Pedro si lo ama, esta palabra es traducida del griego “ágape”, que denota un amor autosacrificante, y en el contexto que lo hace Jesús, le pregunta si lo ama por encima de todo con una amor sacrificial, sin embargo Pedro le responde que lo ama, con la palabra griega “filéo”, que significa un amor individual, filial o de amistad, más parecido a querer. Pedro fue sincero, porque antes, recordemos, había dicho que lo iba a seguir, si era preciso, hasta la muerte (Lucas 22:33), pero realmente, al final del día, lo negó (Mateo 26:69-75).

Su amor al principio, por Cristo, sólo se quedó en palabras bonitas, o buenas intenciones.
En contraste, el Señor Jesús, luego de resucitar, se presenta a Pedro, queriendo enseñar que su amor por él se mantuvo constante, y vuelve a confiar en Pedro, para que continúe dando testimonio de la verdad.Cristo le mostró a Pedro lo limitado del amor de un hombre (filéo), pero lo ilimitado y sobreabundante amor que tiene Dios por nosotros (ágape), así que Cristo murió por darle salvación y vida eterna a Pedro y así también lo hizo con nosotros a pesar de que nuestro amor por Él no era perfecto, o no teníamos amor; Él nos regaló de su amor, cuando puso su vida en sacrificio, un amor sacrificial.

Así que, si recibimos el amor de Dios, seremos sanados, reafirmados y establecidos, porque la fe obra por el amor, como dice la escritura: “porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.” (Gálatas 5:6). Cuando entendemos lo mucho que Dios nos ama, cuando ese amor se revela en nuestra vida, somos transformados, porque “El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? “(Romanos 8:32). Entonces, ¿amas a Cristo?

Leamos hoy: Juan 21:15-17

“Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.“

Oremos: 

Padre, gracias por que por medio de la fe en Cristo he recibido la plenitud de tu amor y ahora verdaderamente puedo decir que te amo, con el amor con que tú me amaste primero entregando a tu hijo unigénito, por mi, en la cruz del calvario. Ayúdame a permanecer y fortaléce mi espíritu, consuela mi corazón y vivifica todo mi ser. Mira que te lo pido Padre Amado en el nombre de Aquél que caminó sobre las aguas y calmó la tempestad. Amén y Amén!

Biblia Promesas – Digitado y Editado por: #julianchomerchan

Favor, Gracia y Paz

VitaminaEspiritual💊 para hoy Domingo 26 de Julio de 2020

#VitaminaEspiritual💊

Elías acaba de enfrentar con victoria a 450 profetas de Baal, sin embargo después permite que las circunstancias le afecten negativamente de tal manera que cree que todo está perdido, cree que la apostasía del pueblo no permitirá que la causa de Dios triunfe y está escondido en la cueva ante la amenaza de muerte de Jezabel. Dios no permite que su profeta permanezca escondido, le ordena que salga de la cueva y se coloque en el monte delante de Él, en el lugar de la revelación, le pide que continúe con su ministerio que todavía no ha terminado. Dios está tratando en este momento con Elías que está cansado y extenuado por todo el trabajo que ha hecho. Su ministerio era difícil, pues debía defender la fe en Dios en medio de un pueblo incrédulo que estaba siguiendo dioses paganos.

El Señor sabe que necesita ayuda psicológica pues está bajo mucho estrés y el miedo lo consume, porque su vida corría peligro. Quizás por el carácter y la personalidad, Elías esperaba una manifestación ruidosa y violenta de parte de Dios para entender que estaba con él en esos momentos de angustia, pero Dios no estaba ni en el viento huracanado, ni en el terremoto, ni en el fuego, Dios estaba en un sonido suave y delicado. Esa es la clase de voz que el Señor desea que escuchemos en momentos de dificultad, la apacible voz de su Espíritu que conforta y calma nuestras emociones. Es la voz apacible de Cristo cuando dice en Mateo 11:28 “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”.

Es el sonido agradable que nos provee una tranquilidad profunda e inexplicable. El evangelio es la voz suave de amor, gracia, misericordia, perdón justicia y salvación, allí encontramos el consuelo y la restauración que nuestra alma necesita. Hoy podemos preguntarnos: ¿Cuáles son esas circunstancias o pecado que nos producen mayor cansancio físico y emocional? ¿De qué manera están afectando nuestra vida espiritual? O ¿Qué actividades de rutina nos aturden e impiden oír la voz apacible de Dios? Cuando estamos agobiados por nuestras cargas, no es el momento para escondernos, sino de salir y presentarnos delante del Señor en oración y poder vaciar nuestro corazón agobiado.

Leamos hoy: 1 Reyes 19:11-13

Sal y preséntate ante mí en la montaña, porque estoy a punto de pasar por allí. Como heraldo del Señor vino un viento recio, tan violento que partió las montañas e hizo añicos las rocas; pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento hubo un terremoto, pero el Señor tampoco estaba en el terremoto. Tras el terremoto vino un fuego, pero el Señor tampoco estaba en el fuego. Y después del fuego vino un suave murmullo. Cuando Elías lo oyó, se cubrió el rostro con el manto y, saliendo, se puso a la entrada de la cueva. Entonces oyó una voz que le dijo: ¿Qué haces aquí, Elías?

Oremos: 

Gracias Señor, porque tu presencia calma las más grandes tormentas de mi corazón. Te entrego mis emociones en estos momentos de dificultad, donde el temor, la ansiedad y la incertidumbre se han apoderado de mí. Quiero escuchar ese sonido apacible y delicado de tu Espíritu Santo y descansar en ti. Dame nuevas fuerzas para seguir cumpliendo tus propósitos. Mira que te lo pido Padre Amado en el nombre de Aquél que levanto a Lázaro de entre los muertos. Amén y Amén!

Biblia Promesas – Digitado y Editado por: #julianchomerchan

Favor, Gracia y Paz

VitaminaEspiritual💊 para hoy Sábado 25 de Julio de 2020

#VitaminaEspiritual💊

Estaremos seguros y conscientes de nuestro llamado, realmente nos hemos convertido?¿Cómo se sentiría usted, siendo un creyente inactivo o un ministro de Dios, viviendo su vida en Cristo o trabajando en el ministerio por muchos años y que de repente Dios le dijera que necesita convertirse? Al igual que usted, yo comenzaría a cuestionar mi ministerio y mi relación personal con el Señor. Muchas veces damos por un hecho que, debido a que Dios nos llamó o porque hicimos una oración de fe todas las cosas van a marchar bien por años y años.

Sin embargo, la realidad es que a menudo en el caminar de nuestra vida y cumplimiento de nuestro ministerio somos afectados por diversas situaciones que marcan nuestra existencia y que nos hacen cuestionar nuestro llamado personal y nuestra función ministerial. A veces el andar con Cristo y la predicación de la Palabra de Dios exige mucho y nos acarrea grandes problemas. En nuestro entorno diario y trabajo ministerial podemos ser afectados por rencillas, amarguras, rechazo, violencia, deseos de renunciar y aun enojo en contra de Dios y de los demás por las situaciones adversas que enfrentamos.

Si estamos viviendo y trabajando activamente para Dios, ¿cómo es que tenemos que convertirnos? ¿Qué situaciones en nuestra vida llevarían a Dios a llamarnos a tornarnos a Él? Quizás necesitamos cambiar nuestro concepto de la palabra «convertir», y entender que más allá de aceptar a Cristo como nuestro Salvador, es nuestro deber morir a la carne cada día, rendir nuestras vidas a Él y ser conscientes de Su presencia en cada instante, esa es la conversión diaria que necesitamos para continuamente volver a Su corazón.

Leamos hoy: Jeremías 15:19-21

Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos. Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo para guardarte y para defenderte, dice Jehová. Y te libraré de la mano de los malos, y te redimiré de la mano de los fuertes

Oremos: 

Señor, perdóname por tomar mi vida en Cristo como una emoción espiritual y liviana llena de religiosidad y vanas obras, se que tu llamado va mas allá de la razón, la lógica humana y rituales ceremoniosos, que mi genuina conversión no sea por tribulación sino por convicción; ayúdame a seguirte de una manera mas radical y consciente de mi vivir para ti, no quiero ser uno mas del montón que de mal testimonio de ti en este tiempo tan apremiante, renueva mi mente y mi corazón, quiero ser un verdadero y legitimo hijo tuyo en Cristo Jesús. Mira que te lo pido Padre y te doy gracias en el nombre de Aquél que multiplicó el pan y los peces. Amén y Amén!

Biblia Promesas – Digitado y Editado por: #julianchomerchan

Favor, Gracia y Paz