Para disminuir la accidentalidad vial y mejorar el tránsito, la Alcaldía de Ibagué ha señalizado 220 sectores de la ciudad. Esto representa un total de 42.381 metros lineales de calles intervenidas con demarcación, señales verticales, reductores de velocidad, segregación de carriles y pintura horizontal.

Estos trabajos se realizaron a través de un contrato por $760 millones que adjudicó la Secretaría de Movilidad durante el 2018. Estas obras de seguridad vial permitieron que el año pasado Ibagué lograra una disminución del 28 % en los casos de personas fallecidas en accidentes de tránsito.

“Es importante recalcar que todo esto lo hicimos con una sola licitación. Con este contrato logramos hacer trabajos en toda la ciudad, incluso en los alrededores del estadio Manuel Murillo Toro”, aseguró José Alexis Mahecha, secretario de Movilidad.

Así las cosas, la Administración señalizó 63 intersecciones semafóricas. También se instalaron dispositivos de seguridad vial en 30 zonas escolares, ello con el propósito de proteger la vida de los estudiantes de las instituciones educativas.

“Logamos intervenir las 13 comunas. Por primera vez, todos los sectores de la ciudad recibieron reductores, señales y demarcación para proteger la integridad de los peatones y generar seguridad vial”, añadió Mahecha.

Con estos recursos, la Alcaldía demarcó 343 resaltos hechos en cemento. De igual modo, se instalaron 239 señales verticales, así como 6.917 hitos y tachones para segregar carriles y organizar el flujo vehicular en distintos sectores de la capital tolimense.

Para continuar con este trabajo, la Secretaría de Movilidad está adelantando la etapa precontractual de un nuevo contrato que permita atender las solicitudes de la ciudadanía.

Es importante mencionar que, hasta el momento, la dependencia ha recibido alrededor de 200 peticiones de ciudadanos que manifiestan la necesidad de instalar más reductores de velocidad, tanto en nuevas vías barriales construidas por la Alcaldía como en sectores de alto riesgo para los peatones.