El séptimo simulacro nacional de respuesta a emergencias que se llevó a cabo este miércoles contó con la participación de más de 60.000 ibaguereños que pertenecen a entidades públicas y privadas de la capital del Tolima.

Guiomar Troncoso Frasser, directora del Grupo de Prevención y Atención de Desastres (GPAD), manifestó que el objetivo de la jornada fue medir la capacidad de reacción de los brigadistas y organismos de socorro de la ciudad.

“Hoy tuvimos una participación masiva en todos los sectores de la ciudad. Es de destacar que el compromiso de las 199 empresas de la ciudad que hicieron parte de la actividad”, dijo Troncoso.

Durante la jornada, el GPAD también realizó un simulacro de respuesta a emergencias por creciente súbita, deslizamiento e inundación en el Cañón del Combeima, uno de los sectores más vulnerables de la capital del Tolima.

“Justamente, se presentaron lluvias en el Cañón y eso nos permitió reaccionar de manera real con las diferentes autoridades y la comunidad del sector”, señaló Troncoso.

En esta actividad participaron entidades como el Cuerpo Oficial de Bomberos, Defensa Civil, Cruz Roja, Policía Metropolitana, Ejército Nacional, entre otras entidades.

“Los ejercicios prácticos que realizamos en diversos puntos de la ciudad fueron exitosos. Además, en Villa Restrepo se evacuaron 8 heridos y se instaló el puesto de mando con médicos, enfermeras y ambulancias”.

Es de resaltar que Ibagué se vinculó al simulacro nacional debido a que la ciudad se encuentra en riesgo por fenómenos como fallas geológicas y la actividad del volcán Cerro Machín.