De acuerdo a las 14 pruebas realizadas a funcionarios del IBAL por el Instituto Nacional de Salud, se diagnosticaron 9 casos positivos. La Secretaría de Salud municipal ya estableció el cerco epidemiológico en la entidad para evitar la propagación del virus.

“La identificación de estos nueve casos positivos se debe a las medidas que se han tomado en la aplicación de pruebas periódicas; con el objetivo de cumplir los protocolos establecido por las autoridades de salud», explicó el Gerente Juan Carlos Núñez, quien ya superó esta enfermedad.

Los nueve funcionarios están desde sus casas, asintomáticos y bajo estricta vigilancia por las autoridades sanitarias. “Estamos dando cumplimiento a los protocolos que brindarán bienestar a nuestros funcionarios y sus familias. Los invito a no bajar la guardia a fortalecer las medidas de autocuidado y a no salir de casa”, finalizó Núñez.