Los campesinos ibaguereños productores de café han comercializado cerca de 1.090 toneladas de grano orgánico y ecológico. Esto ha sido posible a través de la estrategia de “comercio justo” implementada por la Secretaría de Desarrollo Rural y Medio Ambiente.

“Nuestros caficultores han podido percibir más de 20 centavos de dólar por libra de este grano especial, es decir, aproximadamente unos $75.000 más por carga. Además, una vez nuestros productores hicieron su transición de agricultura tradicional a ecológica pudieron obtener sus certificados”, señaló César Picón, jefe de la cartera agropecuaria en Ibagué.

El funcionario explicó que en los años 2016 y 2017 fueron vendidas 740 toneladas de café, mientras que el año pasado la cifra llegó a 350 toneladas. Los cerca de 300 caficultores pertenecen a 9 asociaciones de la zona rural.
“Además de los beneficios económicos, hemos podido descontaminar los suelos y reducir las cargas contaminantes a las fuentes hídricas”, resaltó Picón.

Al certificarse las fincas y cumplir todos los procesos, los cultivos adicionales que se generan en el predio cuentan también con los beneficios nutricionales de los productos orgánicos.

“Debemos resaltar que además de este apoyo técnico y económico de certificación, hemos destinado recursos a centros de acopio y materiales para la construcción de marquesinas con las que se han beneficiado más de 600 productores. También hemos entregado kits para la siembra de nuevas hectáreas de este tipo de cultivo”, concluyó Picón.