El mandatario local, Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez esta siendo procesado por el delito de contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, por presuntamente haber suscrito y tramitado una negociación sin observancia de los requisitos legales para el alumbrado navideño de la capital musical durante el 2016.

De acuerdo al informe que emitió la Fiscalía General de la Nación, las posibles inconsistencias se remiten al contrato N° 1919 del 11 de marzo de 2016, firmado por la administración municipal de la época, cuando Jaramillo Martínez ya era el ordenador del gasto.

En contexto
El proceso contractual se denominó “Convenio de cooperación interinstitucional con la corporación sin ánimo de lucro Corporación Festival Folclórico Colombiano, para aunar esfuerzos humanos, técnicos, administrativos, logísticos, económicos y financieros necesarios para fortalecer y promocionar las actividades institucionales, culturales, turísticas, sociales y recreativas para el embellecimiento navideño de la administración municipal y desarrollo de la gente para el fin de año del municipio de Ibagué, Tolima”.

El valor total de contrato era de $1.691’199.814, siendo aporte del municipio la suma de $1.600’921.072, y el aporte del cooperante, es decir de la Corporación, $90’278.742.

Sin embargo, labores investigativas de la policía judicial CTI de la Fiscalía adscrita a la Unidad de Administración Pública, permitieron demostrar que la Corporación no contaba con la idoneidad y experiencia con resultados satisfactorios que exige la ley, para la ejecución de actividades similares.

Por ello, la corporación se vio obligada a subcontratar tres empresas: la primera para diseñar, alquilar, transportar, instalar, realizar mantenimiento y desinstalar la decoración e iluminación navideña; la segunda, para alquilar, transportar, instalar, realizar mantenimiento y desinstalar la pista de hielo, pesebre navideño a escala, juegos infantiles, decoración y presentación del espectáculo artístico pirotécnico. Finalmente, subcontrató a otra firma para el suministro, alquiler, montaje y desmontaje de la tarima para novenas, que pagaría con los dineros que aportaría como cooperante.

Por estos mismos hechos, la Fiscalía le imputó en su momento el mismo delito al exgerente de Infibagué, Carlos Peña. Es de anotar que esta es la tercera vez que se designaba fecha para la formulación de imputación, la cual se solicitó mediante oficio la primera vez, el 29 de noviembre del año pasado ante el Juzgado 6° Penal Municipal, con funciones de control de garantías de la ciudad, siendo fijada para el 20 de diciembre del mismo año, la cual no fue posible llevar a cabo, puesto que se allegó solicitud de aplazamiento (18 de diciembre) por parte de la defensa.

Posteriormente se reprogramó para el 9 de marzo de este año; sin embargo se allegó al despacho solicitud de aplazamiento por parte del abogado apoderado Rodolfo Salas. En los próximos días la Fiscalía radicará el escrito de acusación en contra del Alcalde de Ibagué.