La Alcaldía de Ibagué continúa verificando las condiciones de las instituciones educativas públicas de la ciudad, para las clases presenciales.

Hasta el momento, de las 30 sedes visitadas, se evidenció que 17 cumplen todos los requisitos para el retorno; los planteles que no son considerados aptos, continuarán con formación en casa mientras se garantizan un retorno seguro.

“Acatamos el fallo proferido ante la acción de tutela interpuesta por el sindicato; hemos evidenciado que hay algunas instituciones que están aptas y cumplen con todos los requisitos para la presencialidad; en otras deberá aplazarse el inicio de clase”, indicó Juan Manuel Rodríguez, jefe de la cartera educativa.

Es de señalar que en compañía de la Personería, Defensoría del Pueblo y representantes del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación Del Tolima, Sutet-Simatol, se inspeccionan aspectos como infraestructura, servicios públicos, aforo, entre otros, que permitan un entorno idóneo para estudiantes y docentes.