Con motivo de las fuertes precipitaciones de los últimos días, los organismos de socorro de Ibagué declararon la alerta naranja debido a la probabilidad de que se presenten más emergencias por deslizamientos de tierra, tanto en la zona urbana como rural.

“Estamos en alerta naranja para la comunidad, pero los organismos de socorro nos encontramos en alerta roja. Estamos trabajando de manera conjunta con las demás entidades y dependencias de la Alcaldía para atender las emergencias que se presenten”, dijo Guiomar Troncoso Frasser, directora del Grupo de Prevención y Atención de Desastres, GPAD.

Hasta el momento, las autoridades continúan atendiendo deslizamientos en sectores como la vía entre la Terminal de Transportes y el barrio Combeima. Este tramo continúa inhabilitado debido a la probabilidad de que se presente una mayor caída de tierra.

“No hemos intervenido con maquinaria para retirar el material, ya que el deslizamiento nos sirve de soporte para prevenir mayores derrumbes. Estamos evitando poner en riesgo vidas humanas, por eso decidimos no abrir la vía mientras continúe el clima lluvioso”.  

“Ayer hicimos intervención para dar tranquilidad a las viviendas que se encuentran en la parte inferior y evitar que cayera material de arrastre. Tenemos casas en riesgo tanto en las partes alta y baja, por eso estamos tomando todas las medidas necesarias para mitigar la emergencia”.

Otras emergencias por deslizamientos están siendo atendidas en sectores como la vía hacia el barrio Libertador y en los barrios Nuevo Amanecer y Ricaurte.


FUENTE: ALCALDÍA DE IBAGUÉ