El expresidente y senador, Álvaro Uribe convocó una rueda de prensa en el municipio de Rionegro este lunes 30 de julio. El líder político del Centro Democrático durante su intervención de alrededor de 90 minutos, respondió de manera general y dio sus impresiones sobre las investigaciones que adelanta la Corte Suprema de Justicia, quien ya hizo llamado para que rinda indagatoria el próximo 3 de septiembre.

Tras las declaraciones brindadas por Uribe Vélez la oficina de prensa de la Exsenadora Piedad Córdoba emitió un comunicado a la opinión pública para aclarar y desmentir las afirmaciones entregadas en horas de la mañana ante medios de comunicación invitados.

Contexto

Se destaca una respuesta que los periodistas dejaron pasar por alto y es en la que dice que las “pruebas” recogidas en su momento en contra de la exsenadora Piedad Córdoba fueron desechadas por haber sido “conseguidas” de forma ilegal. Esta es una afirmación absolutamente falsa, pues las supuestas pruebas en contra de Córdoba estaban en los computadores incautados tras el bombardeo al cabecilla de las Farc, Raul Reyes, pero dicho computador permaneció durante un mes entre la Casa de Nariño y el DAS antes de pasar a manos de la Fiscalía; es decir, ese computador fue manipulado por un sinnúmero de expertos, lo cual se traduce en que perdió completamente la cadena de custodia.

Después se dijo que en esos computadores se habían encontrado unos correos que habrían sido intercambiados entre la exsenadora y Reyes, algo que finalmente fue desmentido. Lo que se “encontró” allí fueron unos documentos hechos en Word en los que supuestamente se relacionaba a Córdoba con las Farc, documentos que pudieron haber sido puestos ahí por cualquiera de los funcionarios que tuvieron acceso a dichos equipos. En pocas palabras, en esos computadores no había una sola prueba fehaciente o confiable en contra de la líder de izquierda.