El Sistema Municipal de Planeación y Presupuesto Participativo es una estrategia que vincula actores y acciones sociales bajo la orientación de la Administración. A través de esta iniciativa se desarrollan programas y proyectos integrados que buscan generar desarrollo en las comunidades.

La fuente de recursos financieros con los que cuenta el fondo de Presupuestos Participativos que hace parte del Sistema, no es utilizada para la operación y contratación del personal que apoya el funcionamiento del Sistema.

“Los 2.000 salarios mínimos legales vigentes, correspondientes al superávit, determinado en el cierre fiscal de cada vigencia de los recursos propios de libre destinación del Municipio, solo son utilizados para la financiación de los proyectos no estratégicos elegidos por la comunidad”, expresó Kelly Johanna Camacho Charry, directora de Planeación del Desarrollo.

Y añadió: “Para la operación del programa de Ciudanía y Territorios para el Diálogo Social y la Paz, encargado de la dinamización del Sistema, la Secretaría de Planeación tiene un proyecto de inversión que está incluido en el Plan de Desarrollo ‘Por Ibagué con todo el corazón’ ”.

Es así como la Alcaldía ha ejecutado más de $873 millones en la entrega de dotaciones y elementos tecnológicos para las comunidades. Además, tiene comprometidos más de $676 millones en contratos de obra para la adecuación y construcción de salones comunales.

De igual manera, la Secretaría tiene asignado para los años 2016 y 2017 más $3.700 millones, en los proyectos del presupuesto participativo elegidos por la comunidad durante el 2018; y queda un saldo que se distribuirá en el mes de abril de conformidad con la decisión del Comité Planeación y Presupuestos Participativos.

“Esto ha sido un reto para la Secretaría y para las comunidades. Cuando llegamos en el 2016, el Sistema Municipal de Planeación y Presupuestos Participativos no funcionaba y tuvimos que iniciar desde la estructuración de los proyectos para darles viabilidad técnica, legal y ambiental”, expresó la funcionaria.

Otra de las dificultades del proceso ha sido que las juntas de acción comunal no están legamente constituidas para la entrega adecuada de dotaciones y elementos tecnológicos. Además, muchos de los predios que el anterior gobierno escogió para la construcción de los salones comunales no eran propiedad del Municipio.

Fortalecimiento del Sistema

De acuerdo con la funcionaria, la Alcaldía ha venido mejorando cada uno de los componentes que hacen parte del Sistema Municipal. Para ello, se han desarrollado más de 300 encuentros barriales y se incrementó el número de mesas territoriales para concertar y priorizar las intervenciones en las comunidades.

Otro de los componentes fortalecidos fue la escuela de formación, ya que se contó con el apoyo de la Universidad de Ibagué y la Escuela Superior de Administración Pública para capacitar a más de 200 líderes representantes de todos los sectores sociales y poblacionales que integran los consejos comunales y corregimentales de planeación; y 60 organizaciones de la ciudad.

Cabe anotar que también se ha hecho un trabajo con el Centro de Información Municipal para la Planeación Participativa, desde donde se realiza el anuario estadístico y se adelanta la formulación del Plan Estadístico Territorial.

“Todos estos procesos nos han permitido obtener un reconocimiento internacional por parte UGOB , quien resaltó el trabajo que se viene realizando desde el programa de Ciudadanía y Territorio en el seguimiento y control a intervenciones públicas”, concluyó Camacho.