Durante el 2019, los agentes de tránsito del Municipio han inmovilizado 4 vehículos de servicio público colectivo debido a que no contaban con la respectiva revisión técnico-mecánica y, por lo tanto, emitían altos niveles de gases contaminantes.

Por incurrir en la infracción C-35, los conductores de las busetas recibieron una multa de $414.060. Además, los vehículos salieron de circulación hasta que subsanaran las fallas técnicas.

“Seguimos ejerciendo el control para evitar la contaminación en Ibagué. Estos operativos serán permanentes en los diferentes sectores de la ciudad y para todas las rutas de las busetas”, aseguró José Alexis Mahecha, secretario de Movilidad.

Los controles se han realizado en diferentes sectores de la capital del Tolima como la carrera Quinta, avenida Ambalá, centro, avenida Guabinal, Picaleña, El Salado, avenida Sur, entre otras zonas.

“Invitamos a todos los conductores y propietarios para que hagan la revisión técnico-mecánica adecuada y así eviten que sus vehículos sean inmovilizados”, sostuvo el funcionario.

Cabe mencionar que, durante el año pasado, las autoridades de tránsito inmovilizaron un total de 89 busetas que emitían altos niveles de gases contaminantes.