La Unidad Intermedia San Francisco está invirtiendo $300 millones en las obras de reforzamiento de la infraestructura que resultó afectada debido a la ola invernal del año 2018. Con estos recursos se busca prevenir un daño estructural en caso de que se presente una nueva temporada de lluvias.

“Tuvimos una emergencia el año pasado, ya que las precipitaciones desestabilizaron todo el relleno del muro de contención existente. Esto ocasionó cárcavas o socavados del material de base”, explicó Elsa Graciela Martínez, gerente de la Unidad de Salud de Ibagué.

Por ese motivo, el contratista de la obra está aplicando bolsas de concreto hidráulico de alta resistencia para evitar que el talud se deteriore y se generen afectaciones en el centro asistencial.

“El objetivo de la obra es que, en época de lluvias fuertes, la quebrada La Pioja no golpee de manera directa el muro de concreto. Además, con estos trabajos de mitigación esperamos que disminuya la velocidad del afluente para que no genere riesgos”, aseguró la Gerente.

Cabe recordar que, el pasado 18 de abril del 2018, un crecimiento de la quebrada ocasionó el colapso de un muro de contención y afectaciones en varias viviendas del barrio La Paz, sector ubicado en los alrededores de la Unidad Intermedia San Francisco.