En la lista del patrimonio cultural de la humanidad, Colombia tiene las murallas y fortificaciones de Cartagena, pero está a punto de perderla porque el encargado de proteger las murallas, el director del Instituto de Patrimonio de la ciudad, autorizó la construcción de cuatro torres de 30 pisos rompiendo la vista de la ciudad colonial amurallada con el castillo que se construyó para protegerla. Unesco ya le sacó la tarjeta amarilla a Colombia, pero el Director de patrimonio de la ciudad aún se niega a explicar su actitud. A mediados de año, si las cosas siguen como van, Cartagena será expulsada de la lista de Unesco.

La Unesco advirtió que Cartagena saldría de la lista de Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad en la que fue incluida en noviembre de 1984 si el Gobierno no toma las medidas necesarias que impidan la construcción del  edificio Aquarela en el barrio Torrices.

En carta dirigida a la Ministra de Cultura, el pasado 22 de diciembre, la Unesco le advierte los impactos del proyecto multifamiliar Aquarela, que tiene previsto cuatro torres, cada una de 30 pisos y de interés social.

La Construcción del edificio Aquarela contó con el aval de la Curaduría número 1 de Cartagena que terminó afectando el paisaje histórico del fuerte del Castillo de San Felipe.

Por su parte, el director de Patrimonio de Cartagena que conoció el proyecto en planos se abstuvo de hacer cualquier comentario a los constructores o explicar su actitud ante Unesco y Noticias Uno.

El Ministerio de Cultura dijo que le notificaron al Alcalde de Cartagena y la Procuraduría sobre la posición de la Unesco. La obra actualmente está suspendida por orden de un juez.

Tomado de RED+ Noticias