De acuerdo con el informe del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública,
SIVIGILA, entre enero y julio del 2019 se han reportado 3 casos de Leishmaniasis
cutánea, mientras que en el mismo lapso del 2018 se presentaron 10 casos. Esto
refleja la disminución del 70 %.
Claudia Hernández, directora de Salud Pública, indicó que la mayoría de
situaciones se presentan en la zona rural y para contrarrestarlos se ejecuta el Plan
de intervenciones colectivas- PIC.
“En lo corrido del año, se han reportado 2 casos en hombres y otro en una mujer,
todos ellos con edades de 15, 17 y 44 años de edad, residentes en los
corregimientos del Totumo y Coello Cócora”.
Como parte de las acciones desarrolladas para el control de los casos por esta
enfermedad, desde el año anterior se adelantan actividades constantes de
prevención, educación y búsqueda activa comunitaria de casos sospechosos,. A la
fecha, se han visitado 798 viviendas de la zona rural.
De igual forma, durante el primer semestre del 2019, se han instalado sistemas de
trampeo en Toche, Tapias, Dantas, Laureles, San Juan de la China, China Alta,
Casa de Banco y otros sectores, esto con el fin de identificar la presencia del
vector y desplegar las acciones necesarias para el control.
“Se espera complementar estas acciones con la entrega de 150 toldillos a la
comunidad. Esto con el fin de sensibilizar a igual número de personas con
respecto al ciclo biológico del parásito Leishmania y la transmisión por el vector
Lutzomyia, comúnmente conocido como capotillo”, sostuvo Hernández.
Vale mencionar que la Secretaría de Salud municipal lideró en el 2018 el primer
curso integral de Leishmaniasis a nivel departamental, enfocado en el
fortalecimiento de los conocimientos sobre la enfermedad y seguimientos de casos.

Allí participaron profesionales médicos, enfermeras y bacteriólogos de las
IPS de Ibagué y de municipios aledaños como Natagaima, Rovira, Espinal,
Purificación, Lérida, Ortega y Guamo.
Recomendaciones para minimizar los riesgos de contagio
 Mejoramiento de las condiciones de la vivienda y de su entorno.
 Evitar la acumulación de restos vegetales y escombros en las proximidades
de la vivienda.
 Instalar angeos en puertas y ventanas.
 Usar toldillo
 Aplicar periódicamente insecticidas de larga duración, especialmente las
vías de entrada a la vivienda, como en los marcos de puertas y ventanas.
 Fuera de casa usar repelente y vestuario de manga larga.