El Ministro de Salud y Protección Social presentó los principales logros en salud del 2018 y 2019 desde su estrategia de la triple meta y sus cinco ejes de trabajo._

En el inicio de la Rendición de Cuentas de la vigencia 2018 – 2019 del Ministerio de Salud y Protección Social, el ministro Juan Pablo Uribe Restrepo presentó los principales logros de su gestión, los cuales se han desarrollado desde la estrategia de la triple meta, definida en mejorar el estado de salud de las comunidades, experiencia de salud digna y respetuosa, y responsabilidad financiera.

“Es una linda oportunidad para rendirles cuentas a los colombianos y también para compartir los logros y los retos que tenemos, buscando una mejor salud en Colombia”, dijo Uribe Restrepo, quien manifestó su agradecimiento a todos los Secretarios de Salud de los 32 departamentos que han entendido el compromiso por el sector y el bienestar de los ciudadanos.
“También quiero hacer un reconocimiento a los profesionales de la salud: enfermeras, médicos, bacteriólogos, etc., quienes buscan con su esfuerzo mejorar el sector día a día”, añadió.

La triple meta está acompañada de cinco metas de trabajo que definió el Ministro desde el inicio de su gestión: visión de largo plazo, calidad, salud pública, talento humano y sostenibilidad financiara, pilares en los que ya hay resultados y que se proyectan a que Colombia siga teniendo uno de los mejores sistemas de salud al lograr para 2019 una cobertura universal que llega al 97 por ciento de los colombianos, uno de los gastos de bolsillo más bajos de América Latina de apenas el 16,3 por ciento, y garantizando los esquemas de vacunación para prevenir hasta 26 enfermedades.

A su turno, Iván Darío González, viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, manifestó que partiendo de la equidad, “el Ministerio ha proyectado su esfuerzo en el Modelo de Atención Integral Territorial (Maite), que recoge el antiguo MIAS, para ahora profundizar en resolver las necesidades en salud de las personas en los territorios”.

El propósito del Maite es priorizar y articular ocho líneas de trabajo: aseguramiento, prestación de servicios, salud pública, talento humano, financiación, enfoque diferencial para cada territorio, trabajo intersectorial y la gobernanza como participación social.

Este modelo ya cuenta con el compromiso de las Secretarias de Salud municipales y departamentales del país. “Estamos pasando a un modelo que cubre a toda Colombia, abarcando así el amplio horizonte de enfermedades que afectan a nuestra población”, concluyó el Viceministro.