Luego de 3 meses de intensas negociaciones entre los Ministerios de Comercio, Industria y Turismo y de Agricultura y Desarrollo Rural con sus homólogos peruanos, Colombia y Perú lograron un acuerdo para levantar las sanciones que ese país había impuesto a productos agrícolas y agroindustriales colombianos.

A través del Decreto 007 publicado en el Diario Oficial de Perú, y que entra en vigencia hoy, el gobierno del vecino país dio a conocer la decisión de levantar la medida impuesta a los productos colombianos, que consistía en un sobre arancel del 10% a bienes que actualmente Colombia exporta a Perú.

Con este trabajo, en el que primó la histórica y cordial relación que han tenido por décadas los dos países, se definió la forma en que se administrará y controlará el arroz que ingrese desde Perú, asegurando el cumplimiento de las disposiciones andinas para la calificación y certificación del origen, además de garantizar la calidad e inocuidad de tales importaciones.

El proceso para lograr este acuerdo inició a finales de agosto con un primer entendimiento entre los Ministros de Comercio y de Agricultura de los dos países, trabajo que continuó a partir de ese momento a nivel de Viceministros de Comercio y de Agricultura y de sus equipos técnicos, para lograr definir un mecanismo transparente y ágil que implemente el acuerdo y así seguir avanzando en la integración regional.

El acuerdo pone punto final a un problema de más de 10 años y refleja la disposición de las dos partes de solucionar cualquier obstáculo que se presente en la relación bilateral.

El valor de las exportaciones colombianas a Perú de los productos objeto de la sanción, entre ellos azúcar crudo y refinado, varios productos de confitería y chocolatería, preparaciones de café y malta, fue de US$ 150 millones en 2017.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, al tiempo que manifestó su satisfacción por este acuerdo, destacó que “con el levantamiento de la medida se beneficiará al sector exportador colombiano, normalizando las condiciones de acceso al mercado peruano y eliminando obstáculos que impiden un mejor flujo comercial entre los dos países”.

Por su parte, el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia, comentó que se trata de un hecho trascendental para el comercio entre los dos países.

«El levantamiento de esta medida significa mucho para el comercio bilateral. Mantener la presencia de nuestras agroexportaciones en el mercado peruano resulta vital para la economía agrícola colombiana», dijo.

Con esto se demuestra la voluntad de los dos gobiernos de solucionar cualquier asunto que afecte la relación bilateral, para darle paso a una agenda propositiva que permita seguir profundizando la relación, no solo en el ámbito andino, sino en el marco de la Alianza del Pacífico, escenarios donde se comparten visiones de desarrollo estratégico.