El esquema de los préstamos “gota a gota” o paga a diario se ha popularizado en nuestro país en los últimos años. Dichos préstamos exprés que ofrecen al solicitante ventajas como no pedir fiador ni garantías en montos hasta de 5 millones de pesos y en plazos de entregas cortos, van acompañados de intereses que superan el porcentaje de usura y cobros violentos al no cumplir con lo pactado.
“Esta modalidad de crédito que es considerado como una estafa, se ha expandido por toda latinoamérica y funcionan de la misma manera que aquí en Colombia. Según la Policía Nacional la tasa de interés de los préstamos gota a gota puede oscilar entre el 20 y el 200%, superando la usura que para este mes se encuentra en 2.42%, en créditos de consumo”, comentó Laura Mejía vocera de Resuelve tu Deuda.
La experta en finanzas personales señaló que debido a la facilidad para acceder al dinero y los pocos requisitos que exigen los prestamistas, se conoce que los montos otorgados no son muy altos. Sin embargo, si el solicitante cuenta con escrituras o hipotecas que lo respalden, puede conseguir préstamos de hasta 100 millones de pesos.
Explicó que una de las características de quienes acuden a los agiotistas es que son personas que no tienen un salario fijo, trabajan de manera informal, son de bajos recursos, están reportados ante las centrales de riesgo, o no se encuentran bancarizados. En otras palabras, dijo, son personas con dificultades para acceder a entidades bancarias que les ayuden a resolver la situación y a quienes la necesidad los lleva a buscar un gota a gota.
Mencionó que la reparadora de crédito se dio a la tarea de realizar un sondeo en el que detectó que nueve de cada diez personas conocen esta clase de préstamos y de quienes lo han solicitado, el 44% pidió entre 500 mil pesos y un millón habiendo pagado entre el 15 y el 20% de intereses sobre la deuda.
Ante este panorama, Laura Mejía enlistó algunas recomendaciones para prevenir caer en estos fraudes de los préstamos exprés.
  • Identifique la magnitud de sus problemas

Es importante tener clara la situación en la que se encuentra. Analice qué debe, a quién le debe, cuánto debe y cuál es la tasa de interés que está pagando. Luego y con ayuda de un presupuesto, determine si puede o no pagar las deudas que se tienen en este momento y si su capacidad de endeudamiento da para otro préstamo más.

  • Evalúe si necesita un préstamo

Antes de pensar en adquirir una obligación más con alguna entidad bancaria o con un prestamista gota a gota, analice la situación. Considere si va a ser rentable, si los intereses que le cobran valen la pena y si el gasto que va a hacer con ese rubro es necesario. De no ser así, no vale la pena seguir endeudándose.

  • Tenga claro el presupuesto

El presupuesto es la herramienta básica para saber en qué se va el dinero y si alcanza para suplir todas las necesidades que se tienen al mes. En Resuelve tu Deuda aconsejamos que el 70% de los  ingresos deben ir destinados a gastos fijos como vivienda, educación, salud y transporte, y el 30% restante puede dividirse entre ahorro, pago de las deudas y entretenimiento.

Si en el presupuesto se descubre que se está destinando más de este 30% del ingreso mensual al pago de deuda, es probable que se encuentre en una situación de sobreendeudamiento y se debe considerar implementar un plan de acción.

  • Acomode sus deudas

Ordénelas de acuerdo al monto y procure mantenerlas todas al día. Si no es posible pagarlas todas, enfoque sus esfuerzos en sacar primero la que sea menor y conforme las vaya liquidando, sume el monto a la siguiente de manera escalonada. Esta estrategia le ayudará a generar un efecto en cadena para mantener sus créditos bajo control.

  • Ahorre de manera formal  

El primer paso para acceder a los servicios de una institución financiera es abrir una cuenta en la que se pueda depositar el dinero. Por ello, las opciones de ahorro en los bancos permiten que los recursos del usuario queden resguardados, mientras que comienza a desarrollar una relación con dicha entidad. Si mantiene un saldo constante, es más probable que le ofrezcan un crédito debido al buen historial que tiene con ellos.

  • Préstamos en instituciones autorizadas

Si la decisión finalmente es solicitar un préstamo, busqué una entidad financiera legalmente establecida. De esta manera no tendrá que preocuparse por la usura, pues estas entidades están reguladas por la ley colombiana. Sin embargo, tenga en cuenta las tasas de interés, indague cuál es el procedimiento, qué multas aplica por retrasos, así como las fechas y condiciones de pago.

  • Si la búsqueda de dinero es para cubrir otras deudas, mejor busque una solución definitiva

En ocasiones las personas caen en los préstamos exprés debido a la presión que tienen por cubrir sus créditos. Lamentablemente, una solución rápida no corrige los hábitos que los llevaron ahí y sólo posterga el compromiso. Las personas que están en mora y desean salir de esta situación, cuentan con el respaldo de las reparadoras como Resuelve tu Deuda para liquidar sin pedir otro préstamo.

Acerca de Resuelve tu Deuda: 
Resuelve tu Deuda orienta a los deudores para que de una manera planificada logren cubrir sus obligaciones con recursos propios sin necesidad de acudir a otros créditos o modalidades de préstamo. Desde su fundación en el 2009, han atendido a más de 150.000 clientes en México, Colombia y Argentina logrando reducciones de hasta un 50 por ciento del monto adeudado.