En el marco de la XIII Cumbre de Ciudades Capitales que se realiza en Valledupar, se abordó en la sesión de este viernes temas relacionados con las políticas fronterizas y la Paz, Víctimas y las Posconflicto, con la participación del presidente de la República Juan Manuel Santos Calderón.

El presidente de la Asociación Colombiana de Capitales, Asocapitales, Guillermo Jaramillo, agradeció al presidente Santos su voluntad de diálogo con los alcaldes, asimismo enfatizó en la necesidad de ampliar la autonomía de las regiones y la descentralización. “Los alcaldes estamos teniendo cada día más obligaciones y menos posibilidades de tener con qué cumplir”, dijo.

Jaramillo añadió que el país nunca ha hecho la reforma agraria que se necesita. “Entonces mientras los campesinos no tengan propiedad y a cada rato los estemos desplazando, allá es donde está generándose la guerra; el campo es el que ha sufrido todos estos percances, no quiere decir que el esfuerzo que ustedes han hecho no sea válido, es importante pero en un contexto general es muy complejo.”

Asimismo, el Director Nacional de la Unidad de Restitución de Tierras, Ricardo Sabogal Urrego, explicó que la entidad ha llegado a cien mil reclamaciones de tierra.

“Ahí hemos encontrado que ha llegado de todo, gente que sí perdió tierra y gente que no perdió, pero que quiere hacerse a tierra. Ha llegado gente que quiere resolver los problemas sobre la tierra que no pudo hacerlo durante toda la vida con el vecino y han llegado lo que yo llamo los herederos perezosos, aquellos que no trabajaron la tierra y perdieron las herencias de sus padres y ahora nos los quieren achacar a nosotros”, dijo.

Y agregó: “En este momento estamos trabajando en el 60% del problema, cerca de las 60 mil reclamaciones, mirando una a una, revisando y muchos de esos casos se los estamos  entregando a los jueces, otros no los hemos incluido y otros se los hemos enviado a la Fiscalía”.

De esta forma finalizó en Valledupar la XII Cumbre de Ciudades Capitales “Inclusión y Sostenibilidad para la Paz”, en la que los alcaldes en su declaratoria pública se solidarizaron con la Policía Nacional, rechazando cualquier tipo deplan criminal en contra de la Fuerza Pública.

Al mismo tiempo los mandatarios manifestaron su voluntad de fortalecer políticas y programas para atender los desafíos del crecimiento urbano y las necesidades en seguridad, convivencia y propender por la calidad de vida de los ciudadanos.