A través de un trabajo mancomunado con la comunidad, la Alcaldía de Ibagué está construyendo 1.200 metros lineales de placa huella, 100 secciones de gaviones y 5 badenes en diferentes veredas de la capital del Tolima. Estas obras tienen un costo estimado de $205 millones.

“Con estas obras estamos demostrando que se puede trabajar de manera conjunta para mejorar la calidad de vida de la población rural”, dijo César Picón, secretario de Desarrollo Rural y Medio Ambiente.
“Todo esto, sumado a los proyectos de infraestructura que estamos desarrollando por medio de otros convenios, suman cerca de 3 kilómetros de placa huella en construcción”, agregó Picón.

Algunas veredas beneficiadas con estas obras son Las Amarillas, Carrizales, La Palmilla, San Antonio, Laureles, Santa Rita, La María, Puerto Perú, Charco Rico Alto, Martinica Parte Baja, El Secreto, El Rodeo, Altamira, Martinica Parte Baja, San Bernardo, Chembe, Cataima, Perico y Ancón Tesorito.

“Recibimos 400 bultos de cemento, arena triturada y asesoría de los ingenieros. Estamos muy contentos porque con los materiales suministrados también mejoramos las vías en varios sitios por donde ya no podíamos pasar”, explicó Yaneth Hernández, habitante de la vereda La Palmilla.