En la sala de juntas de Cortolima por solicitud de la Procuraduría Judicial Agraria del Tolima, se llevó a cabo una mesa de trabajo este jueves 4 de julio a fin de verificar el cumplimiento de medidas prevención de gestión del riesgo en el tramo de la vía que incide sobre el corregimiento de Gualanday en el municipio de Coello, principalmente por las afectaciones de erosión en el Cerro «El Fraile» ; la inundación del centro poblado en la pasada temporada de lluvias y los impactos sobre la ronda de la quebrada «Meneses», con ocasión de las obras constructivas que está adelantando la concesionaria «San Rafael» en el proyecto doble calzada Girardot – Ibagué.

A la sesión de trabajo asistió el Servicio Geológico Colombiano, Gobernación del Tolima, Alcaldía de Coello, Concesionaria “San Rafael” faltando a la misma la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, responsable del otorgamiento de la licencia ambiental, hecho que generó malestar al alcalde del municipio de Coello, el doctor Ernesto Bernardo Cuero Portela.

Finalmente, en la presente diligencia se llegó a tres conclusiones:

1. La Corporación solicitará una reunión a expensas de la ANLA para que la Alcaldía de Coello, la Procuraduría y Cortolima presente algunas recomendaciones frente al ANLA por la situación que se está presentando en ese sector.

2. Cortolima exigirá oficialmente a la ANLA que se mantengan las medidas preventivas de suspensión de actividades constructivas, hasta tanto no se adelanten las obras de mitigación y gestión del riesgo, a fin de evitar el rodamiento de rocas en la vía, a viviendas aledañas y el manejo de las escorrentías de aguas lluvias.

3. Con esta sesión de trabajo se coordinará una revisión permanente a fin de evitar la pérdida de humanas y bienes materiales.