La alerta emitida desde el sector de la economía colombiana que impacta a 21 departamentos y 217 municipios del país, no es difícil de diagnosticar según Roberto Botero, representante de los Distritos de Riego del Tolima y Dignidad Arrocera en el Consejo Nacional del Arroz. De acuerdo a lo expresado por el dirigente a la industria parece no importarle el proveedor de la materia prima, el agricultor; el Ministerio de Agricultura y la Industria aprueban importaciones de arroz y el productor se encuentra supeditado a las determinaciones de ambos, las cuales en su mayoría son lesivas a sus intereses.

El arroz como alimento ocupa en el menú colombiano un lugar primordial, es común verlo  a diario en los platos de los comensales y en muchas regiones hasta en la primera comida de la mañana. Se calcula que cerca de 16 mil 400 cultivadores viven de la comercialización de dicho producto que con el paso del tiempo se ha sumido en una crisis que requiere de la intervención urgente del gobierno Nacional.

A juicio del dirigente arrocero, las importaciones son una pésima señal para la producción primaria y junto al contrabando, se pueden convertir en una de las peores amenazas para la sostenibilidad del sector. «El colombiano va a terminar consumiendo arroz extranjero y por lo tanto lo tendrá que pagar más caro si no se le pone freno a las importaciones. Recordemos que entrara arroz sin límites desde Perú a partir del 2022, ecuatoriano desde el 2026 y posterior al 2029 de EE.UU, lo que se traduce en que vamos a reemplazar la producción de nuestros agricultores por arroz importado, vamos a acabar con el empleo rural en los 217 municipios productores del grano y eso no es justo ni se puede aceptar», aseguro Botero.

Según Dignidad Arrocera, hoy en día el negocio del agricultor arrocero es muy incierto en su rentabilidad, puesto que desconoce a cómo le van a comprar su producto, su forma de pago y cuál va a ser su productividad, de lo que sí está seguro es que sembró y la gran mayoría saben a quién le tienen que entregar (más no vender) su cosecha. Por tal razón, el llamado urgente al gobierno del presidente Iván Duque en impulsar políticas claras y estables en materia de comercialización y control al precio de las cosechas, no solo de arroz sino de todos los productos agropecuarios.

Cifras sobre la mesa

• 16.378 colombianos son arroceros en 210 municipios según el 4° Censo Nacional Arrocero

• 102 mil toneladas de arroz blanco ingresaran al país desde Estados Unidos durante el 2018.

• Se calcula que 87 mil toneladas de arroz de origen ecuatoriano ingresarán a Colombia durante este año.

• 45 mil toneladas de arroz se proyecta se importara desde Perú en el 2022.

• Desde el 2017, el precio del arroz que les pagan los molineros a los arroceros por kilo ha reducido su valor en un 18%.