Deslizamientos y desprendimiento de gran cantidad de material de arrastre y forestal de las quebradas que desembocan en el Combeima son los que producen el aumento en la turbiedad del Río
De acuerdo a los recorridos diarios que la brigada de la cuenca, con la que cuenta el IBAL, se pudo identificar que los más recientes registros de altas turbiedades en el Combeima y que obligaron a suspender captación en la Bocatoma fue por el material de arrastre que las lluvias desprendieron en la parte alta de la quebrada “La Honda”, como una de las fuentes hídricas que tributan al Combeima.

Se viene trabajando para darle a los suelos y bosques del cañón más estabilidad asegurando una restauración activa y pasiva.

Desde la Alcaldía, junto a entidades públicas y privadas se continuará invirtiendo y jalonando recursos para la conservación de éste ecosistema estratégico.
Agua Con Todo el Corazón💙
Tu Aporte Hace la Diferencia💧💦