El equipo de vectores de la Secretaría de Salud de Ibagué ha eliminado 9.605 criaderos de mosquitos en la zona urbana y rural. Con esto se ha logrado disminuir la proliferación del zancudo Aedes aegypti, transmisor de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya.

“Hemos visitado cerca de 10.000 hogares este año para llamar la atención con respecto a la necesidad de eliminar los criaderos de mosquitos. Si eliminamos todos los recipientes en los cuales se acumule agua podremos controlar la proliferación de los vectores”, aseguró Gelver Dimas Gómez, secretario de Salud.

Producto de este trabajo, en lo que va corrido del 2018, la capital del Tolima ha logrado disminuir en un 23.85 % los casos de dengue, un 30 % el chikungunya y un 81.25 % el zika.

“Este año ya hemos mejorado la marca del 2017 en cuanto a disminución de los casos de personas contagiadas. Eso se debe al compromiso de los ciudadanos con respecto al control de los criaderos”.

El funcionario mencionó que, durante el 2017, Ibagué fue la ciudad del país que logró una mayor reducción en los casos de enfermedades transmitidas por vectores.

“No debemos bajar la guardia, puesto que estos zancudos son los transmisores de enfermedades virales que pueden representar graves problemas de salud pública”.

En caso de que un ciudadano observe algún tipo de criadero de mosquitos, puede acceder a la plataforma www.ibaguesaludable.com para reportar el caso. Luego de ello, el equipo de vectores visitará los lugares para eliminar los recipientes donde se acumule agua.

Cómo prevenir la proliferación de zancudos

  • Evitar la permanencia de depósitos de agua y objetos que puedan servir de criaderos potenciales del Aedes aegypti, tales como floreros con agua, frascos, botellas o cualquier recipiente que acumule agua permanentemente, llantas y tanques, entre otros.
  • Mantener tapados, de forma permanente, las albercas o cisternas de almacenamiento de agua siempre que no estén en uso.
  • Eliminar recipientes inservibles que puedan convertirse en depósitos de agua lluvia.
  • Inspeccionar y eliminar agua almacenada en cisternas de inodoros en mal estado o abandonados.
  • Si existen macetas, hacerles agujeros de drenaje y ponerles arena y piedra.
  • Quitar toda la maleza en un radio de 200 metros, dejar solo plantas de decoración.
  • Revisar desagües de aires acondicionados y seca-platos o macetas, los desagües y tuberías en desuso, las hojas de plantas ornamentales como las bromelias.
  • Revisar periódicamente las zonas aledañas para identificar potenciales criaderos e informar y apoyar a la Alcaldía en la ejecución de las acciones de prevención y control de criaderos pertinentes.
  • Realizar semanalmente una inspección del entorno teniendo en cuenta las recomendaciones anteriores.

FUENTE: ALCALDÍA DE IBAGUÉ