La Inspección primera de policía impuso una multa de $33 millones al establecimiento “Protección social y servicio empresarial” por instalar publicidad ilegal en el espacio público. Este material, además de generar contaminación, representaba un daño para los postes y canecas que están siendo intervenidos por parte de la Alcaldía.

“Impusimos una sanción ejemplar a un establecimiento de comercio que ofrecía servicios de protección social, salud y pensión a través de avisos, afiches y pasacalles que no contaban con permisos”, señaló Daniel Felipe Soto, director de Justicia y Orden Público.

Y agregó: “Esta publicidad estaba siendo instalada en las canecas de basura y postes recién pintados por la Administración. Además de la multa impuesta, dimos la orden de que retiren todos los afiches que tengan instalados sobre el espacio público”.

Según pudo establecer la Secretaría de Gobierno, esta empresa había pegado más de 200 piezas publicitarias en paredes, canecas y postes ubicados sobre vías principales como la Guabinal, Ambalá y Ferrocarril.

Ante esta situación, Soto señaló que las personas y empresas que instalen publicidad ilegal en el mobiliario urbano serán objeto de millonarias sanciones contempladas en el Código de Policía y Convivencia Ciudadana.

“Hacemos un llamado a todos los comerciantes para que no abusen del espacio público. Estas actividades de control las realizaremos en toda la ciudad. Nuestro propósito es evitar la contaminación visual que se presenta en diferentes puntos a causa de la publicidad ilegal”.