La construcción de la segunda fase del acueducto complementario tiene un avance del 68 %. En esta etapa de la obra, la Administración, a través del IBAL, está invirtiendo cerca de $30.000 millones.

De acuerdo con el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, en este momento se cuenta con 6 frentes de trabajo para la instalación de 13.4 kilómetros de tubería desde el fin de la fase I hasta la planta de tratamiento de La Pola.

“Hicimos un recorrido desde la bocatoma de Cocora y pasamos por los sitios críticos como el PI85, donde estamos haciendo un muro de contención de cerca de 80 metros necesario para proteger la banca y la tubería que pasa por la carretera”, dijo Jaramillo.

Dicho muro es una obra complementaria de la fase I del acueducto alterno y tiene un costo de $6.000 millones. Esta infraestructura está siendo construida debido a que se presentó una pérdida de la banca que podría afectar la línea de conducción.

“La semana entrante empezamos a pasar el túnel de 60 metros por debajo de la vía Panamericana. Luego de eso, desde Coello Cocora, instalaremos cerca de 5 kilómetros de tubería hasta las túneles de Boquerón”, agregó el Alcalde.

A partir de este punto, el contratista continuará con la instalación de otros 900 metros de tubería hasta empalmar con el frente de trabajo que está sobre el río Combeima.

“Estamos construyendo un viaducto sobre el río, a la altura del barrio Baltazar. Otro frente de obra ya está en La Pola e instalará tubería que pasará frente del Hotel Casa Morales hasta conectar con El Libertador”, dijo el mandatario local.

Una vez conectado el río Cocora con la planta de tratamiento de La Pola, el IBAL continuará con la implementación del plan maestro de acueducto y alcantarillado para distribuir el recurso hídrico a todos los sectores del sur de la ciudad que históricamente se han visto afectados por la falta de agua.

Frente a los retrasos que ha tenido el contratista, Jaramillo afirmó que la próxima semana se iniciarán mesas técnicas para implementar un plan de contingencia que permita cumplir con el cronograma establecido.

“El contratista no culminó en marzo como nos había prometido, por eso vamos a exigir que se cumpla el tiempo de la obra para que podamos entregar el acueducto en junio”, aseguró el Alcalde.

Con el acueducto complementario, la ciudad contará con más de 1.000 litros adicionales de agua por segundo, suficiente para abastecer a más de 1 millón de habitantes. Es decir, la captación pasará de 2.320 a 3.489 litros por segundo.

Vale mencionar que, el pasado mes de octubre, la Alcaldía y FINDETER entregaron la fase I del acueducto complementario, en donde se invirtieron alrededor de $12.000 millones para instalar tubería desde la nueva bocatoma hasta el kilómetro 4.7.

La construcción del acueducto complementario permitirá que Ibagué pueda tener 2 fuentes de captación en los ríos Combeima y Cocora. De esta manera, el Municipio podrá garantizar agua potable a los ibaguereños por los próximos 30 años.