Solo el año pasado en Bogotá, la ley seca afectó a 49.500 establecimientos nocturnos y cerca de un millón de empleos, tanto directos como indirectos.

 Como preocupante para el comercio calificó Pedro Marún Meyer, Presidente (E) de FENALCO,  la implementación de la ley seca durante todo el fin de semana de la consulta  anticorrupción, programada para el próximo 26 de agosto.

 “Por supuesto que apoyamos los procesos de participación ciudadana, sin embargo, de manera muy atenta, solicitamos al Gobierno Nacional, se revisen los efectos que podría tener esta medida en la economía del país”, afirmó Marún Meyer.

 Solo el año pasado en Bogotá, la ley seca afectó a 49.500 establecimientos nocturnos y cerca de un millón de empleos, tanto directos como indirectos.  La norma claramente afecta la dinámica, sobre todo de los establecimientos nocturnos como bares, restaurantes, hoteles y tiendas de barrio.

 Bajo esta perspectiva, el gremio  pidió que la medida se implemente a partir del domingo 26 de agosto y no desde el sábado como lo indica la norma,  que prohíbe la venta y consumo de alcohol desde las 6 de la tarde del día anterior a las elecciones, hasta las 6 de la mañana del día siguiente. 

 “En momentos en que el comercio empieza a ver  signos de recuperación, necesitamos iniciativas que apalanquen el crecimiento del sector. Desde luego que la implementación de  la ley seca desde el sábado, no solo es inconveniente, sino que afectará a los comerciantes del país”, concluyó Pedro Marún.