Ibagué recibirá cerca de $2.500 millones para la financiación de un estudio que contempla la creación de colectores que traten las aguas residuales de la ciudad. Estos recursos provienen del Fondo de Prosperidad del Reino Unido, quienes escogieron a la capital del Tolima como una de las 6 ciudades de Colombia para implementar proyectos que reduzcan la pobreza. 

Esta consultoría permitirá realizar el diseño de las obras contempladas en el Plan de Saneamiento Hídrico Mirolindo – Picaleña, como el sistema de bombeo del interceptor Combeima al colector Quintas (en construcción) y otros colectores que tendrán su disposición final en la planta de tratamiento de aguas residuales «El Escobal». 

Dicho estudio se encuentra en contratación y se realizará a través de un convenio interadministrativo con la Financiera de Desarrollo de Entidades Territoriales, Findeter.  

“La idea es que completemos todos los colectores para así continuar con la importante tarea de recoger todas las aguas residuales, llevarlas a dos plantas de tratamiento y entregárselas a la comunidad agrícola”, dijo el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo.

“Queremos incentivar mayores cultivos de hortalizas, frutas, cereales y gramíneas, con el fin de generar más riqueza, prosperidad, bienestar y más empleo para la ciudad”, agregó.

Por su parte, el embajador de Reino Unido, Peter Tibber, destacó la importancia de esta obra para los ibaguereños. “Este es un proyecto que va a tener un impacto importante para mejorar las condiciones de vida de los ibaguereños y mejorar el sistema de tratamiento de agua. Estamos muy complacidos de seguir esta colaboración con Ibagué ya que se proyecta como una ciudad sostenible y competitiva”. 

Vale resaltar, que para esto Ibagué fue auditada por la firma Ernst & Young S.A.S., contratada por el Gobierno británico, con el fin de definir la viabilidad del proyecto teniendo en cuenta sus finanzas, contabilidad y afinidad con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.