Hoy con la visita y recorrido en la ciudad de Ibagué el Director del Fondo de Prosperidad de la Embajada Inglesa, así como representantes de Findeter y la Embajada se consolida el apoyo del Reino Unido al proyecto Agropolis de la administración municipal liderado por el IBAL.

De los cinco proyectos que presentó la administración, ante el Fondo, el proyecto Agropolis en su componente colectores diseño de colectores,  fue escogido para recibir recursos cercanos a los  $1.800 Millones, lo que significa un avance muy importante para el saneamiento hídrico de la ciudad.

Dicha inversión se recibirá para los estudios y diseños de los componentes de los colectores, incluyendo una variable muy importante que es el estudio de la población vulnerable en  los estratos 1 y 2 y como aporte al índice de pobreza multidimensional a la equidad de género.

El objetivo de la jornada fue el de conocer la zona de influencia del proyecto de Agropolis y discutir la ficha a desarrollar para iniciar el proceso contractual a través de Findeter.

«Estamos felices de empezar esta alianza entre la embajada y el IBAL” resaltó Martín Johnston Director del Fondo de Prosperidad de la Embajada Inglesa.

Para este proyecto se tendrán en cuenta los colectores transversales que van a participar en Agropolis, que son Gavilana, Arenosa Sur, un sector del Tejar, Santa Cruz 1 y 2, Aeropuerto, parte de Chipalo, toda la que es interconexión del colector Combeima, las intercepciones de las quintas y los dos emisarios finales el que va hasta el Escobal y el que va hasta el país.

El Gerente del IBAL, José Alberto Girón  afirmó “con esa información ya queda cubierta toda la ciudad en interceptores diseñados, para empezar todo su proceso de construcción, es un proyecto muy relevante e importante para la ciudad, porque no solamente va a transformar la captación de las aguas residuales para que no vayan a las fuentes hídricas, sino que va a permitir tener una condición de salubridad  en todos esos sectores, muy eficiente muy optima y con eso vamos a combatir las zonas libres de pobreza”.


FUENTE: IBAL