Al dar nuevos detalles de la investigación sobre el atentado a la Escuela General Santander de Bogotá, ocurrido la mañana del pasado jueves 17 de enero, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, responsabilizó al ELN como autor intelectual y material del ataque. Tras reconfirmar lo ya confirmado por el Presidente de la República, Iván Duque, sobre las medidas que se tomaron para buscar la extinción de bienes de estos delincuentes, y la persecución a sus fuentes de financiamiento, indicó que en tiempo record se esclareció el caos.
“En tiempo record de 22 horas le podemos informar al país con claridad y certeza que fue lo que ocurrió (…) se ordenaron los controles a la entrada y salida de ciudades, la profundización del sistema de recompensas (…) confiamos más en la ayuda de todos los colombianos, pues la seguridad es de todos”, dijo Botero.
Así mismo, la investigación hecha, y que reveló botero, permitió establecer que el vehículo no pasó por controles, como se pensó en principio, sino que aprovechó la salida de unas motos, y a toda velocidad ingresa a la escuela, sin respetar a los guardias de seguridad, quienes frente al hecho avisaron a otros uniformados dentro de la institución.
Así era José Aldemar Rojas
Al revelar nuevos detalles sobre José Aldemar Rojas, alias ‘Mocho’ o ‘Kiko’, el responsable material del atentado, señaló que entre 2008 y 2010, como explosivita perdió su mano derecha, de allí ese apelativo. Nació en Puerto Boyacá, Boyacá, en 1962, y desde 1994 se desempeñó como miliciano del ELN.
Estuvo como cabecilla de este grupo delictivo en varias oportunidades, y en varios frentes, como el Domingo Laín. En 2003 se convirtió en cabecilla explosivita e instructor del frente Adonay Ávila. En 2011 pasó a ser instructor de cursos de especialistas en Fortul, Arauca, con desplazamientos a Venezuela, y desde ese entonces enseñó a miembros del ELN en ese país el manejo de esta clase de artefactos.
En 2012 aparece de nuevo en el frente Domingo Laín como enlace de alias ‘Culebro’, y pasó a ser cabecilla de la estructura en el año 2013. En 2017 pasó a ser jefe de inteligencia. Además, Botero confirmó que en 2015 ‘Mocho’ buscó ser integrante en la lista de las FARC para ser incluido por el frente 10 y 45, en aras de obtener los beneficios la JEP, pero fue rechazado por el extinto grupo guerrillero.
Sobre el vehículo y su ruta de horror
En cuanto al vehículo usado para el atentado, una camioneta Nissan Patrol modelo 1993, y cargada con 80 kilos de pentolita, se estableció que fue comprada por Rojas el 11 de mayo de 2018, lo que empieza a dar muestras que el atentado contra la Escuela se empezó a planear, al menos, con 10 meses de antelación.
Añadió que no hubo perros explosivitas como se dijo, y que el único en funciones estaba en la puerta principal, por donde no entró Rojas. Así, vehículo continuó su curso por la avenida del trabajo hacia la plaza de banderas, hasta llegar a la casa de mujeres, y estrellarse para detonar la carga.
Finamente, mostró su preocupación “por algunas rede sociales que pertenecen a grupos delictivos, y que están siendo consultadas por ciudadanos, y que son transmisoras de información a todas luces ilegal, y que requerían de nuestra acción en los próximos días para que ese tipo de cosas no se sigan presentando”.

Último balance: 21 muertos y 68 heridos por el atentado en la Escuela General Santander. La Policía Nacional en horas de la noche emitió un comunicado en donde informó:
1. La Policía Nacional lamenta y rechaza de manera contundente la acción terrorista registrada en la mañana de hoy dentro de las instalaciones de la Escuela de Cadetes de Policía ‘General Francisco de Paula Santander’, situada en el sur de Bogotá.
2. De acuerdo con las informaciones preliminares, hacia las 9:30 a.m. se registró la detonación de un material explosivo que, según los análisis iniciales efectuados por parte de personal especializado de la Institución y del CTI de la Fiscalía General de la Nación, correspondería a 80 kilos de pentolita, los cuales fueron incorporados dentro de un vehículo que ingresó de manera violenta.
3. Lamentablemente, el saldo preliminar es de 21 personas fallecidas, incluyendo al responsable del hecho, y de 68 heridas, quienes fueron trasladadas a distintos centros asistenciales con el apoyo de organismos de socorro y emergencia del Distrito. De ellas, 58 han sido dadas de alta. Las autoridades competentes adelantan los correspondientes procesos de identificación de las víctimas.
4. La explosión también generó afectaciones en las instalaciones de esta escuela de formación académica, así como en algunas edificaciones cercanas.
5. El señor Presidente de la República, Iván Duque Márquez, hizo presencia en el lugar donde lideró varias reuniones de evaluación de los hechos ocurridos y pidió a la Fuerza Pública desplegar todas sus capacidades para esclarecer este repudiable acto terrorista.
6. La Institución se solidariza con las respetadas familias de las personas que perdieron la vida y desea la pronta recuperación de quienes resultaron lesionados. Así mismo, de manera conjunta con la Fiscalía General de la Nación y demás autoridades se adelantan las investigaciones tendientes a establecer las causas y los responsables del acto terrorista que enluta a los colombianos.
7. La Policía Nacional se compromete a capturar a los responsables de esta acción terrorista lo antes posible.
8. Las pesquisas iniciales indican que el presunto autor material fue identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez, quien ingresó a las instalaciones de la Escuela de Cadetes en un vehículo Nissan Patrol color gris modelo 1993 de placas LAF-565, cuyo último registro ante de las autoridades de tránsito se llevó a cabo el 27 de julio de 2018, con ocasión de una revisión técnico-mecánica efectuada en el departamento de Arauca.
9. La Institución pide a la ciudadanía que tenga información relevante sobre este lamentable hecho a que se comunique a la línea 123. Se garantiza absoluta reserva.