Lewis Hamilton sigue sorprendiendo en el mundo de la Fórmula 1, tras ganar su séptimo Gran Premio de Gran Bretaña y con un neumático casi destruido, logró imponerse este domingo en Silverstone.

Este circuito quedó con un evento peculiar y es que hubo tres pinchazos en las últimas dos vueltas que condicionó las posiciones.

Victoria para Hamilton (Mercedes), segundo Marx Verstappen (Red Bull) y tercero Charles Leclerc (Ferrari). Carlos Sainz tuvo una mala pasada, pudo ganar dos puestos en salida y con buen ritmo en toda la carrera pero finalizó 14° por el pinchazo en su neumático izquierdo. Fue una lástima, mereció ser cuarto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here