Gustavo Petro perdió la batalla por la presidencia, pero logró una votación histórica que le asegura un gran protagonismo político en el futuro.

Tal vez ni siquiera Gustavo Petro había imaginado, al lanzar su candidatura presidencial, que iba a superar los 8 millones de sufragios y que triplicaría la más alta votación obtenida por la izquierda, en cabeza de Carlos Gaviria, quien alcanzó 2,5 millones en 2006. Menos aún habría pensado que con semejante cifra –suficiente para elegir presidentes en el pasado– saldría derrotado, y por un margen tan apreciable como el que le sacó Iván Duque, cercano a los 2,5 millones de votos.

Luego de que más del 90 % de las mesas fueron escrutadas y dieron como presidente electo al candidato del Centro Democrático Iván Duque, Gustavo Petro se dirigió a todas las personas que lo apoyaron y que votaron por el. Aquí, algunas de sus frases más representativas: “Gracias al esfuerzo de centenares de miles de abejitas libres, muy libres, poco domadas. Que en todo el país construyeron este resultado. Ocho millones de colombianos libres”.

Foto: Juan Diego Buitrago / EL TIEMPO