Ibagué disminuyó un 65 % la mortalidad por tuberculosis

El número de personas que falleció a causa de tuberculosis se redujo en un 65 % este año. Mientras en los primeros 7 meses del 2017 se presentaron 23 personas muertas, en lo que va corrido del 2018 solo se han presentado 8 decesos a causa de esta enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud, la tuberculosis es causada por el Mycobacterium tuberculosis, bacteria que afecta a los pulmones. Cuando una persona contagiada tose, escupe o estornuda quedan en el aire bacilos que, al ser inhalados, infectan de manera inmediata.

“La morbilidad está relacionada con la posibilidad de que las personas adquieran la tuberculosis. Esta enfermedad tiene gran incidencia en habitantes de calle o en pacientes con VIH u otras condiciones inmunodepresoras”, dijo Gelver Dimas Gómez, secretario de Salud.

Para reducir la mortalidad, la Alcaldía de Ibagué está ofertando servicios médicos y pruebas gratuitas para población vulnerable como mujeres en ejercicio de la prostitución, comunidad LGBTI y habitantes de calle.

Solo durante este año, la Secretaría de Salud, a través del programa de atención al habitante de calle, ha realizado un total de 128 pruebas de TBC, de las cuales 14 han resultado positivas y 2 se encuentran en tratamiento.

“Gracias a este trabajo, este año no ha fallecido ningún habitante de calle por esta causa. Nuestra estrategia ha permitido el desplazamiento de los profesionales hacia el Hogar de Paso, en donde a diario hacemos esta labor con cerca de 140 personas”, sostuvo Claudia Osorio, referente del programa de atención al habitante de calle de la Secretaría de Salud.

La prevención de la tuberculosis pasa por la detección temprana de la enfermedad para evitar la transmisión a otras personas. Por ese motivo, es importante que se realicen pruebas a los contactos de los pacientes para comprobar si se han infectado o no.

Los síntomas de esta enfermedad son tos con expectoración mucosa, purulenta o con sangre; dolor al respirar, pérdida de peso, fiebre vespertina, sudoración y malestar general.

“Las personas que lleven más de 2 o 3 semanas con tos deben dirigirse de manera inmediata al médico para realizar los exámenes respectivos y obtener un diagnóstico. Tratar a tiempo la tuberculosis permite evitar complicaciones”, sostuvo Gómez.

Autor: Doris Ñungo

Periodista Ibaguereña, 20 años de experiencia en el area. conferencista en temas de programacion neurolinguistica y como trabajar en equipo.