La Secretaría de Tránsito inmovilizó 9 vehículos de servicio público tipo buseta debido a que no cumplían con la revisión técnico-mecánica y, por lo tanto, emitían altos niveles de gases contaminantes. Además, algunos de estos automotores no eran aptos para circular y ponían en riesgo la vida de los usuarios.

“Durante esta semana logramos inmovilizar varias busetas debido a que no cumplían con los requisitos para prestar el servicio de transporte público”, aseguró José Alexis Mahecha, secretario de Tránsito.

Y añadió: “Lo más importante de esto es que pudimos evitar una tragedia, ya que en el peritazgo que se realizó a una de las busetas se pudo evidenciar que el vehículo no tenía frenos. Esta es una actitud irresponsable por parte del conductor y de la empresa”.

Debido a esta situación, los vehículos inmovilizados deberán permanecer fuera de circulación hasta tanto los propietarios realicen las reparaciones respectivas para volver a prestar el servicio.

Es de resaltar que, de acuerdo con el Código de Tránsito, los conductores que no realicen la revisión técnico-mecánica a sus vehículos incurrirán en una infracción tipo C35, lo cual representa una multa de $390.615 más la inmovilización del automotor.

“Continuaremos persistiendo en el control de todo el transporte público y particular de la ciudad. Necesitamos que todos los ciudadanos comprendan que nosotros seguiremos controlando el tránsito para tener una movilidad adecuada y segura”, expresó Mahecha.

Estos operativos se realizan como preámbulo del día de la movilidad sostenible que se realizará el próximo miércoles 19 de septiembre. Durante dicha jornada, no podrán circular vehículos y motocicletas particulares, motivo por el cual se busca que los automotores de servicio público cumplan con todos los requisitos medioambientales.