No obstante, las sedes que consideren que pueden orientar sus clases de manera presencial, podrán hacerlo.

Ante la incertidumbre que sigue causando en la ciudad el paro de transportadores del servicio público colectivo, la secretaría de Educación Municipal autorizó a las instituciones educativas para que en el marco de su autonomía institucional, realicen las actividades en la no presencialidad.

Así lo da a conocer la circular 0377, en la que se invita a los consejos académicos a que determinen las condiciones para la realización de actividades utilizando los recursos administrativos, pedagógicos y curriculares con los que cuente cada comunidad educativa.

Sin embargo, aquellos planteles que consideren realizar actividades de carácter presencial podrán hacerlo, informando a la secretaría de Educación con el objeto de planear lo pertinente en las situaciones a las que haya lugar, tal como la entrega del Programa de Alimentación Escolar a los estudiantes beneficiados.

“Con esta medida queremos garantizar el derecho a la educación de nuestros estudiantes, pero velar por su seguridad y garantía a la hora de acceder a las clases. Desde la Administración Municipal estaremos muy pendientes de cualquier situación alrededor de esta eventualidad en la ciudad, que esperamos afecte lo menos posible a nuestra comunidad educativa”, afirmó Gabriel Alfonso Patarroyo, director de calidad educativa.

Los establecimientos educativos decidirán también los términos para la prestación de las jornadas sabatinas, nocturnas y dominicales que prestan algunos centros educativos. Así mismo, se solicita a las instituciones revisar los procesos de evaluación y fallas justificadas de los estudiantes, que no puedan llegar a recibir clases presenciales o presenten problemas de conectividad en espacios virtuales.