Para mejorar la calidad de vida de las familias campesinas, la Alcaldía de Ibagué y el Ministerio de Agricultura están realizando una inversión de $4.300 millones para construir y mejorar 256 viviendas del sector rural.

El objetivo de este proyecto es construir 145 viviendas nuevas y mejorar la infraestructura de otros 111 hogares.

Estas viviendas estás ubicadas en las veredas San Cayetano, Aures, El Rubí, San Antonio, San Rafael, Laureles, La Loma de Cocora, Potrero Grande, Cataima, Cataimita y San Simón.

De igual modo, con este proyecto también se beneficiará a familias de veredas como El Ingenio, San Cristóbal, Honduras, Martinica, Cañadas, Potrerito, Los Cauchos, Carmen de Bulira, El Tambo, Salitre, Cocora, Curalito, Gamboa, El Porvenir y Chucuní.

“La idea es mejorar las condiciones de habitabilidad de nuestra población rural. En este momento llevamos un proceso de ejecución superior al 90 %, por lo cual le hacemos un seguimiento y verificación de calidad a las diferentes construcciones”, destacó Carlos Eduardo Esquivel, profesional universitario de la Secretaría de Desarrollo Rural y Medio Ambiente.

Y agregó: “Tener una vivienda digna es un derecho humano básico. El no contar con ella atenta contra la salud física, social y mental de los ciudadanos”.

La inversión total del Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, supera los $3.146 millones. Por su parte, la Alcaldía de Ibagué entregó una contrapartida de más de $1.172 millones.


Fuente: Comunicaciones y relaciones Publicas Apoyo a la Gestión Alcaldía de Ibagué.