NOTICIASFLASH

plataforma alternativa de medios

Subscribe
La religiosa colombiana Gloria Narvez fue liberada en Malí, tras 4 años de duro secuestro por grupo yihadista

El presidente interino de Malí, coronel Assimi Goita, anunció este sábado la liberación de la religiosa colombiana Gloria Cecilia Narváez, luego de cuatro años y 8 meses de haber sido secuestrada por un grupo yihadista vinculado a la organización terrorista Alqaeda.

A través de su cuenta en Twitter Goita anunció la liberación, recordando que la religiosa fue secuestrada el 7 de febrero de 2017 en Karangasso, en el círculo de Koutiala en la frontera, entre Mali y Burkina Faso, situados en África Occidental.

«La Presidencia de Mali saluda el coraje y la valentía de la hermana», afirma el mandatario, adjuntando fotografías con Gloria Narvaez, quien aparece sonriente y en aparente buen estado de salud, también con el cardenal de la capital Bamako, Jean Zerbo.

En un comunicado por separado, la presidencia de Mali señala que «esta liberación es la coronación de 4 años y 8 meses de esfuerzos conjuntos de varios servicios de inteligencia”.

“El Presidente aprovecha esta oportunidad para asegurar al pueblo maliense y a la comunidad internacional que todavía se están haciendo esfuerzos para liberar a todas las personas, malienses como extranjeros, retenidas en el territorio de Malí. El Presidente de Transición felicita una vez más a las Fuerzas de Defensa y Seguridad y a los Servicios de Información”, añade el texto.

Gloria Narváez, natural de la ciudad colombiana de Pasto, capital del departamento de Nariño, había sido secuestrada por los yidahistas cuando realizaba labores de evangelización en una aldea de Karangasso, a unos 400 kilómetros de Bamako, capital de Mali.

La religiosa colombiana en un video en ingles difundido en enero de 2018, había implorado al papa Francisco que intercediera para hacer efectiva su liberación. Seis meses después, se conoció otra grabación en la que nuevamente hacia el mismo pedido al sumo pontífice.

En mayo de este año 2021, la religiosa envió una carta escrita a mano donde pide que oren por ella. “Que todos recen mucho por mí. Que Dios los bendiga a todos”.

“Les mando a todos mis más cordiales saludos. Que el buen Dios los bendiga y les conceda salud. He estado prisionera durante cuatro años y ahora estoy con un grupo nuevo”, precisó la Hermana Narváez en su mensaje.

Según el servicio de inteligencia de Malí, el secuestro de la religiosa tenía el propósito de exigir rescate, sin que se hubiera precisado el monto económico exacto y que la Santa Sede mediaría en su liberación.