“Dijo entonces JESÚS a los judíos que habían creído en El: si vosotros permanecieres en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.

Le respondieron: y linaje de Abraham somos y jamás hemos sido esclavos de nadie, y ¿Cómo dices tú: seréis libres?

JESÚS les respondió: de cierto de cierto os digo que todo aquel que comete pecado esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre, el hijo si queda para siempre.así que si el Hijo os liberta, seréis verdaderamente libres”

SAN JUAN 8: 31-38