Docentes y estudiantes escucharon el planteamiento de Colina sobre la estimulación de bebés en etapas tempranas, basada en el desarrollo del mapa cerebral para lograr madurez afectiva a futuro en el niño.
 Según la maestra Colina, «la estimulación en etapas tempranas desde los 0 hasta los 4 años de edad se debe enfocar en el desarrollo del mapa cerebral del bebé, ya que es, en esa época en la que su cerebro tiene un estallido neuronal, y absorben el mundo con total facilidad».

Bajo esta premisa se hizo la presentación del Método Colina o Método del Violín Natural, explicando sus diferencias pedagógicas con otros métodos internacionales utilizados en procesos de estimulación como el método Orff o el Suzuki.

El intercambio cultural realizado por la maestra Helena se da en un momento en el que se hace necesario enfocar los esfuerzos pedagógicos en el desarrollo de la madurez afectiva de los estudiantes, sobretodo en etapas tempranas, para que sean, a futuro, personas que no tengan ideas suicidas, problemas de bullying, o baja autoestima entre tantas otras situaciones que sientan sus bases en el afecto, según aseveró el maestro Ezequiel Cartagena, docente de la institución.

Como una cortesía profesional, los docentes del Conservatorio de Ibagué le permitieron a la maestra dirigir el ensayo de la orquesta sinfónica juvenil, donde se trabajó de manera improvisada con los estudiantes el tema del manejo de las emociones al momento de la ejecución de sus instrumentos y la fenomenología musical.