Cortolima hace un llamado a todos los operadores turísticos debidamente registrados, especialmente  aquellos organizadores de actividades de turismo de naturaleza, aventura, contemplativo, extremo etc., que utilicen  mecanismos artificiales para trasportar o movilizar visitantes o turistas; tales como puentes colgantes, “tarabitas”, teleféricos, cables, cuerdas rapel y similares, que es una obligación hacer el mantenimiento adecuado ante las empresas y autoridades que certifican los mecanismo de seguridad, para ejercer un control y seguimiento sobre el manejo, calibración, resistencia y carga de cada uno de los elementos mencionados, para evitar desastres como los  ocurridos en otros lugares del país con consecuencia fatales.

“El llamado de atención se hace especialmente a los operadores o promotores de actividades turísticas que tengan algunos niveles de riesgo, ellos deberán ajustar y fortalecer los mecanismos que propendan por la seguridad e integridad de los usuarios”, aseguró el director de la entidad Jorge Enrique Cardoso Rodríguez

Cortolima recomienda que los responsables de las actividades turísticas tener a la mano los números de contacto de las autoridades, organismo humanitario y de socorro, así como exigir la señalización y el empleo de guías certificados, con el propósito de reducir los niveles de riesgo entre los turistas y visitantes.

Finalmente, La Máxima Autoridad Ambiental del Tolima, hace un respetuoso llamado a las alcaldías municipales de la jurisdicción a ejercer un control y seguimiento de las actividades denominadas extremas y de naturaleza que se adelantan en cada uno de los territorios.

Porque Todos Somos Vigías