Ante la decisión tomada por los gobernadores de Colombia de apoyar las instituciones de educación superior a través de los recursos de regalías que constitucionalmente son propiedad de los departamentos, mediante la cesión de $1 billón, el gobernador Òscar Barreto indicó “esto es una muestra del compromiso de las administraciones seccionales con el sector educativo y la formación de los jóvenes en el país, ante un problema estructural de la Nación los gobernadores estamos aportando para superar la crisis”.

 El Ministerio de Educación será el que resuelva junto a las universidades como serán invertidos los recursos que aportan las gobernaciones, de acuerdo a las prioridades y proyectos que cada institución tenga, en esta distribución de los recursos se estará vigilando la participación que se dé a la Universidad del Tolima.

 De igual forma el gobernador Barreto invitó a los estudiantes a continuar exigiendo su derecho a la educación y a la financiación de la educación superior, pero con la responsabilidad de pensar en el trámite normal de las clases para no generar pausas en el semestre académico que está próximo a terminar.