La controvesia generada tras ser aprobado en primer debate el proyecto de modernización de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), presentado por el Gobierno Nacional logró que la bancada de la oposición tanto de la Cámara como Senado abandonaran el recinto para sentar su voz de protesta.

Así lo expresó el senador Antonio Sanguino «El proyecto busca ampliar las concesiones con una renovación casi que vitalicia para los actuales dueños del espectro electromagnético en el país. En segundo lugar, convierte a la autoridad en materia de telecomunicaciones en un agencia de bolsillo para el gobierno, lo que significa un riesgo para la democracia, porque cualquier gobierno va a definir los contenidos de la televisión pública y privada”.

Los senadores de la oposición han manifestados que su propuesta es sacar una ley que modernice el sector y que recorte la brecha digital, el cual debe ser concertado a través de consultas previas para que brinde todas las garantias para la sociedad colombiana. De acuerdo a la expresado por la Representante a la Cámara, María José Pizarro, el proyecto de modernización de las TICS, no ha tenido discusión con todos los sectores, comunidades y gremios, pero lo más preocupante de ser aprobado en segundo debate tras ser radicado con mensaje de urgencia, es que concentrará el poder de regulación de comunicaciones en el Ejecutivo y beneficiaria a monopolios y al sector privado para tomar bajo concesión hasta por 30 años el espectro radioeléctrico.

A su vez, el senador Antanas Mockus expresó que no se pueden hacer los de la vista gorda ante un gobierno no suficientemente fuerte, pues resulta débil ante la presión privada. «Aquí se juega la soberania Nacional. Va a pasar algo parecido al TLC, digamos mucha alaraca y no pasa nada. Pero por ahora, la legislación está abriendo unos espacios pavorosos donde no hay expertos que conozcan suficientemente el juego nuevo que es la integración entre celulares y televisión».