La temporada de lluvias sobre la región de la Amazonía ha acosionado derrumbes en la zona donde se ubica la bocatoma que abastece a la capital del Putumayo. Los mocoanos quienes desde hace 11 días no han podido llenar sus tanques debido al lodo que se presentan sobre el río Mulato su principal fuente hídrica , tiene que depender de los carrotanques para poder contar con el liquido vital.

Una situación que inquieta pues los sedimentos que taponan su principal bocatoma se podría solucionar con la construcción de un acueducto, un proceso que lentamente ha venido avanzando. Pues recordemos que el Estado colombiano puso su vista desde la tragedia que azotó al departamento, el primero de abril de 2017.

Al realizar un recorrido por la zona se puede establecer que falta mucho por reconstruir y que con la voluntad del Gobierno Nacional ese avance podria ser significativo. Hoy los habitantes del suroeste colombiano siguen confiando en los acuerdos establecidos y en la pronta ejecución de los proyectos, como los adquiridos por la Vicepresidente, Martha Lucía Ramírez quien en reunión el pasado 11 de febrero con la Gobernadora de Putumayo, Sorrel Aroca y el alcalde de Mocoa, José Castro revisaron los puntos de inversión en mitigación en la ciudad, con el fin de continuar con el ejercicio del proyecto “Estudios y diseños para la construcción de los ejes ambientales como propuesta integral de planificación, gestión ambiental y reducción del riesgo de desastres, sobre las los ríos Mulato, Sangoyaco y Taruca en el municipio de Mocoa”, presentado por Corpoamazonia.

Por eso el llamado de solidadaridad desde el territorio al gobierno del presidente Iván Duque, para que impulse esos proyectos indispensables para la comunidad como la construcción de un acueducto en Mocoa con el cual se podría garantizar el suministro del servicio de agua en esta zona del territorio colombiano.