En lo que va del 2018, Ibagué logró la tasa de mortalidad por VIH más baja de los últimos 10 años. Esto se debe a que más del 85 % de las personas contagiadas con el virus hacen parte del programa especial de atención implementado por la Secretaría de Salud.

Mientras entre enero y agosto del 2017 se presentaron 18 muertes asociadas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana, durante lo que va corrido del 2018 solo se han presentado 7 personas fallecidas por este concepto.

Gelver Dimas Gómez, secretario de Salud de Ibagué, explicó que, además de reducir la mortalidad por VIH, el Municipio también logró una reducción histórica en la incidencia de esta enfermedad.

“Este año estamos teniendo la cifra más baja de la última década con respecto a la incidencia de VIH. La tasa actual es de 20.56 por cada 100.000 habitantes, lo cual quiere decir que hay 117 casos nuevos por cada 100.000 ciudadanos”, sostuvo el funcionario.

Gómez señaló que, entre el 2011 y el 2017, se duplicó la incidencia en el comportamiento del VIH. Sin embargo, este año se ha logrado disminuir el número de nuevas personas contagiadas, pues mientras en los 8 primeros meses del 2017 se presentaron 190 casos, este año se tiene un registro preliminar de 130 ciudadanos infectados.

Según la Organización Mundial de la Salud, el VIH se transmite a través del intercambio de determinados líquidos corporales y es un virus que ataca el sistema inmunitario y debilita las defensas contra infecciones y diferentes tipos de cáncer. Este virus destruye las células e impide el funcionamiento normal del sistema inmune, lo cual genera graves complicaciones para la salud de los pacientes.

Con respecto al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirido, SIDA, (fase más avanzada de la infección por VIH) en el 2018 se tiene un registro de 13 personas contagiadas. Esto representa una tasa de 2.28 por cada 100.000 ibaguereños, la más baja de los últimos 10 años en la capital del Tolima.

“Para lograr esto, desde la Secretaría de Salud hemos adelantado varias acciones que nos han permitido hacer seguimiento, vigilancia y control a todos los programas de prevención y atención del VIH”, indicó Gómez.

Y añadió: “Una de las principales estrategias está enfocada en la maternidad segura. Por eso, a través de diversas iniciativas buscamos prevenir que el virus del VIH se transmita de manera directa de las madres a los niños y niñas”.

Otro de los programas implementados por la Alcaldía para combatir la incidencia del VIH es la realización masiva de pruebas de detección del virus. Entre el 2016 y este año, la Administración ha aplicado cerca de 2.300 exámenes a igual número de ciudadanos.

Todas estas estrategias están siendo enfocadas en poblaciones en las cuales se presenta una mayor incidencia del VIH, como es el caso de mujeres y hombres en ejercicio de la prostitución, habitantes de calle, comunidad carcelaria, LGBTI y jóvenes entre los 14 y los 25 años.