La novela sigue abierta, la continuidad es una opción, pero el cierre de la era del argentino parece la realidad, sin embargo, más allá de la renovación o no de Pékerman, desde el 5 de enero de 2012, cuando asumió el cargo, hasta este 31 de agosto, las estadísticas y emociones de la afición inclinan la balanza a favor de quien deja el récord de ser quintos en una Copa Mundial de la FIFA.