El ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Camilo Sánchez, expresó que con esta resolución se pretende armonizar y articular cada vez más las acciones de las diferentes entidades locales, de tal forma que se pueda estar mejor preparados y poder ejecutar las respuestas a las emergencias de manera oportuna y efectiva.

«Durante varios eventos de emergencia presentados en el país, identificamos que en algunos municipios se podían presentar demoras o inconvenientes en la ejecución de acciones de atención inmediata porque existía desarticulación entre los planes de respuestas y los planes de emergencias y contingencia, por lo cual se retrasaban algunas medidas como la declaratoria de calamidad pública, entre otros», afirmó el Ministro.

Las empresas de servicios públicos domiciliarios de acueducto, alcantarillado y aseo contarán con un tiempo máximo de 12 meses para dar cumplimiento a lo estipulado por dicha Resolución. Tendrán por obligación que incorporar y articular sus planes al Plan Municipal de la Gestión del Riesgo de Desastre y Estrategias municipales de respuesta, los cuales, actualmente son formulados por las alcaldías del país gracias a la Resolución No. 0527 de 2018 expedida por el Ministerio de Vivienda.

Esta obligación se establece para los casos en que se presenten desastres que puedan afectar la prestación de los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo se logre dar soluciones oportunas. Para su cumplimiento, las empresas de servicios públicos domiciliarios tendrán que socializar estos planes ante el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres respectivo.