Entre enero y abril, la Policía Metropolitana impuso 635 comparendos a ciudadanos que incurrieron en conductas contrarias a la sana convivencia, la seguridad y la tranquilidad de los demás ibaguereños. Hasta el momento, la falta más común ha sido portar armas blancas o elementos corto-punzantes en el espacio público.

Por esta conducta, las autoridades han impuesto un total de 260 multas. Cada uno de los infractores recibió una sanción económica tipo 2, es decir, $250.000.

Otra de las faltas más frecuentes ha sido consumir bebidas embriagantes en el espacio público. Durante lo que va corrido del año, 104 personas han sido multadas por las autoridades.

Asimismo, la Policía Metropolitana impuso órdenes de comparendo a 101 personas que fueron descubiertas portando sustancias psicoactivas. Otros 30 ciudadanos fueron sancionados por participar e incentivar riñas en el espacio público.

“Este trabajo está basado en un modelo preventivo, más que sancionatorio. Con esto buscamos disminuir la comisión de delitos y otras conductas que afectan la sana convivencia”, aseguró Juan Manuel Lozano, secretario de Gobierno.

Además de las multas, la Policía ha aplicado 2.132 medidas como amonestaciones, decomisos, suspensiones temporales o definitivas de la actividad económica, restitución de bienes inmuebles, registro a personas, traslados para procedimientos policiales, entre otras.