Paris Saint Germain se coronó campeón por novena ocasión de esta Copa de la Liga de Francia. Todo se definió desde los 12 pasos, donde los dirigidos por Tuchel lograron imponerse en una reñida tanda de penaltis.

Traoré, mediocampista del Olympique de Lyon, falló en el sexto disparo tras una gran atajada de Keylor Navas. Pablo Sarabia, internacional español, fue el encargado de colocar el gol definitivo que puso al conjunto francés como ganador de este torneo, el cual no ganaba desde la temporada 2017/2018.

Con Neymar a la cabeza y con Kylian Mbappé desde la tribuna, el equipo parisino logró así todos los torneos domésticos.

Esta final contó con un hecho interesante que no pasó desapercibido, y es que este partido tuvo la presencia de 5 mil aficionados, es decir el 30% total del aforo del Stade de France. Todos tenían cubrebocas, sin embargo se desató en redes sociales polémica porque sólo se habilitó unos pocos sectores de la tribuna, lo que no permitió el distanciamiento de seguridad requerido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here