Funcionarios de las Secretarías de Gobierno y Salud en conjunto con la Policía Municipal, realizaron cierre temporal de un establecimiento dedicado a la venta de alimentos por incumplimiento de normas higiénicas sanitarias.

“Este se encontraba realizando su actividad económica en el sector de la calle 28 con Avenida Ferrocarril sin cumplir ninguna de las condiciones sanitarias para poder funcionar”, dijo Daniel Felipe Soto, director de Justicia y Orden Público de la Secretaría de Gobierno.

El restaurante permanecerá cerrado hasta que un comité de la Secretaría de Salud determine cuáles son las sanciones que se impondrán a los propietarios y qué medidas deben cumplir para poder reabrir el establecimiento.